Fuerza Aérea Dominicana se prepara para prevenir la propagación del ébola

Fuerza Aérea Dominicana se prepara para prevenir la propagación del ébola

Por Por Julieta Pelcastre

La Fuerza Aérea de la República Dominicana movilizó una rápida respuesta a un simulacro de propagación del mortal virus del Ébola al país durante un ejercicio de entrenamiento el pasado 7 de noviembre.

En el simulacro, un individuo infectado entró al país por el Aeropuerto Internacional de Las Américas. La Fuerza Aérea respondió con rapidez para proteger a la población civil y proporcionar el cuidado médico apropiado al paciente, todo esto en coordinación con dos organismos civiles: el Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC) y la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET).

El propósito del simulacro era “revisar y evaluar los procedimientos para la identificación, aislamiento, transporte y manejo de pacientes sospechosos de tener Ébola”, precisó el Dr. Jorge Marte Báez, coordinador nacional para respuesta al ébola.

Alrededor de 70 miembros de personal médico, que se habían entrenado para el simulacro durante 25 días, participaron en el ejercicio. Hasta el 28 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS), había documentado más de 16.000 casos de ébola en Sierra Leone, Guinea y Liberia, con aproximadamente 6.900 muertes. Todavía no ha habido casos confirmados en América Latina.

Respondiendo ante un ‘paciente’ infectado

El ejercicio de entrenamiento comenzó a las 10:00 am, cuando el área de inmigración del Aeropuerto Internacional de Las Américas atendió a un pasajero proveniente de Sierra Leone, África, que mostraba síntomas del virus: típicamente fiebre muy alta, dolor de cabeza y de garganta.

Una vez que se percataron de que estaban tratando con un posible caso de ébola, las autoridades aeroportuarias y sanitarias inmediatamente activaron un procedimiento predeterminado que se utiliza en los aeropuertos y puertos marítimos para aislar a los individuos que muestran los síntomas de la enfermedad. Vistiendo trajes protectores y tomando las medidas de seguridad correspondientes, miembros de la AMET transfirieron al hombre enfermo al Centro de Entrenamiento y Simulación para Ébola y Enfermedades Infectocontagiosas del Hospital Militar Dr. Ramón De Lara, ubicado en la Base Aérea de San Isidro, al este de la capital. Allí doctores y enfermeras que han sido entrenados para tratar el ébola, miembros del personal del Ministerio de Salud Pública, además de oficiales de la FARD siguieron los protocolos para proporcionar la atención médica apropiada.

El piloto de la FARD, Mayor General Elvis M. Féliz Pérez, habló con el Coronel Ramon H. Artiles Santamaría, director del Hospital Militar, acerca de la condición del paciente y las medidas necesarias para mantener segura a la población civil.

Un hospital militar bien preparado

El Hospital Militar es un avanzado centro de salud que cuenta con los recursos tecnológicos para atender a pacientes infectados con ébola, según Daniel Pou, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

El simulacro duró cerca de cuatro horas y media, y fue evaluado por representantes de Organización Panamericana de la Salud (OPS), la OMS, y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Ellos verificaron que el personal del hospital siguiera los procedimientos internacionales establecidos para el tratamiento de los pacientes con ébola.

La República Dominicana ha “establecido un área de aislamiento y un asombroso centro de entrenamiento”, comentó Mónica Guardo, representante especial de OMS/OPS.

“El formato se corresponde con el protocolo internacional y registra las debilidades y las áreas que deben mejorarse, en un proceso en el que la parte afectada es usualmente el personal de salud, incluyendo médicos y enfermeras que han muerto”, declaró Marte al periódico digital dominicano El Día .

Los médicos militares tendrían un rol crucial si ingresara al país un paciente con ébola.

“Es crucial la experiencia que tienen los médicos militares en el área de prevención [de enfermedades] y en la protección de la salud pública”, según Pou.

Como consecuencia del ejercicio, las autoridades médicas han desarrollado varias recomendaciones para prepararse para un caso real de Ébola, como por ejemplo, aumentar la cantidad de equipo de protección para los médicos y enfermeras que atiendan a los pacientes infectados con el mortal virus.

Impidiendo la propagación del ébola 

Personal médico militar y civil se ha estado entrenando por semanas para prepararse para un posible caso de ébola.

Por ejemplo, el 26 de octubre, el Ministerio de Salud proporcionó entrenamiento en prevención del ébola a médicos y enfermeras de hospitales y clínicas privadas. También se ofreció entrenamiento al personal médico que desempeña sus labores en puertos, aeropuertos y cruces fronterizos, así como también a directores provinciales de salud, epidemiólogos, y dirigentes de las filiales provinciales del Colegio Médico Dominicano.

El 10 de octubre, la comunidad médica de la FARD abordó el tema de los mejores métodos para diagnosticar y tratar a pacientes infectados con el mortal virus durante la conferencia “Protocolos y Manejo del Ébola”. En dicha conferencia, los miembros de personal médico también hablaron acerca de cómo identificar los síntomas del ébola y las formas más seguras de transportar a las personas infectadas con el virus. La conferencia se realizó en el Hospital Militar.

Entrenamiento regional para combatir el ébola

Además de los esfuerzos de la comunidad médica de la República Dominicana, la OPS está entrenando a médicos y enfermeras en países de América Latina en el manejo clínico del ébola del 1 a 11 de diciembre, informó Notimex . Los talleres para República Dominicana, Bahamas, Barbados, Jamaica, y Trinidad y Tobago se llevarán a cabo en Antigua y Barbuda del 1 al 3 de diciembre. Los profesionales de los restantes países de América Latina asistirán a talleres del 3 al 11 de diciembre en Chile.

Los médicos y enfermeras fueron seleccionados para este entrenamiento según su experiencia médica, su experiencia docente y su compromiso de servicio. El personal de salud estará preparado para detectar casos tempranos de ébola que puedan surgir, ofrecer tratamiento, y prevenir la propagación de la enfermedad. Los profesionales podrían también ser movilizados por la OMS/OPS para dar apoyo a la respuesta clínica y el control de brotes en cualquier país de la región afectado por el ébola, según informa Notimex .

Fuente: InfoSurHoy.com/Dialogo-americas.com

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.