Ser escritor

Ser escritor

Sobre escritura creativa se han publicado numerosos libros estos últimos años. Uno de los más interesantes, a mi juicio, es la obra de Ramón Sanchis titulada El arte de ser escritor. La escritura creativa es una técnica, y se puede mejorar la calidad de la misma. Este libro que estoy reseñando es muy útil, especialmente, para los que quieren lanzarse a escribir novelas, relatos, cuentos, microensayos,  microrrelatos, etc.

En el proceso de escribir, considero que lo fundamental es dedicar suficiente tiempo y dedicación a la tarea de organizar lo que se quiere redactar. Los materiales  previos para ponerse a juntar palabras son algo esencial. Porque, la labor de ajustar y perfeccionar lo escrito, es una actividad que se desarrolla con la propia práctica de la escritura. Evidentemente, escribiendo cotidianamente, se logran automatizar determinados elementos presentes al escribir. Uno de ellos es la elaboración de esbozos o guiones previos, y basarse en una documentación o información suficiente, para poder elaborar una escritura sin errores o equivocaciones.

En los escritos más extensos adquiere una mayor importancia esta labor de documentación. Por ejemplo, en los tratados, ensayos, novelas, obras teatrales, etc. Como dice una cita de Augusto Monterroso que está en el libro de Ramón Sanchís: “Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no también. Escribe siempre”.

Estoy completamente de acuerdo.  Escribir es una necesidad, y también una pasión. Es una forma de proyectarse en el presente, y también en el futuro y en el pasado. Considero que se debe escribir para uno mismo, y si gusta a los demás, tanto mejor. La originalidad se plasma en lo escrito, porque deriva de la idiosincrasia personal, y de la forma de ser. Todos somos distintos, y este hecho tiene que reflejarse, de modo inevitable, también en lo que se escribe.

Entre las orientaciones que propone Ramón Sanchís en la primera parte de su libro están: revisar los escritos, esforzarse, encontrar la palabra adecuada, adquirir un estilo propio, etc. Al final, en mi opinión, lo decisivo es ejercitar el arte de escribir. La mejora se logra aplicando diversas técnicas que están explicadas en el libro y, especialmente, practicando ejercicios de escritura ad hoc.

En el fondo, de lo que se trata es de ir aprendiendo trucos que hacen más fácil y rápida la escritura. También es cierto que se aprende a escribir leyendo. Algo  repetido por muchos escritores, aunque es una afirmación de sentido común. Ya que el vocabulario se aumenta con la lectura, y el uso correcto de los términos en las frases también se aprende leyendo. Las técnicas específicas de la novela, el cuento, etc., están muy bien explicadas  a lo largo de varios capítulos del libro. Pensando en la calidad de lo que se escribe, y también en el gusto de los posibles lectores. Se trata, entre otras cosas, de encontrar el equilibrio entre el fondo y la forma de lo que se escribe. Si bien, en mi opinión, lo decisivo es manejar, correctamente, las técnicas y escribir con plena libertad.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.