La pornografía en publicidad no vende

La pornografía en publicidad no vende

“La pornografía vende”, es una afirmación errónea y criticada por tratar a las mujeres como simples objetos. En la conferencia “Sex, Lies and Advertising” de Cannes Lions 2016, Madonna Badger, CEO de Badger & Winters, exponía las secuelas de la publicidad sexista en el futuro de la sociedad, los niños.

La ejecutiva de Badger & Winters ha sido una de las principales figuras en la lucha por extirpar los mensajes que muestran una imagen pornográfica de la mujer, en su campaña #WomenNotObjects.

Durante su ponencia en el citado Festival Internacional, presentó el tercer spot que compone la campaña, “What Our Kids See”, que sitúa el foco de atención en las reacciones de los más pequeños ante los anuncios denigrantes de las mujeres, según AdWeek.

No es la primera vez que los niños visionan ese tipo de publicidad, sino que están expuestos a ella diariamente. Incluso Madonna Badger reconoce haber llevado a cabo, en el pasado, las prácticas publicitarias a las que ahora pretende poner fin.

Además, la ejecutiva declaraba con fuerza en Cannes que los anuncios pornográficos dañan la reputación de los anunciantes. Badger & Winters realizó un estudio con 2.700 consumidores de 18 a 74 años a fin de conocer la percepción del consumidor y sus reacciones ante la publicidad, concluyendo que tratar a las mujeres como objetos era “desastroso para la reputación de la marca y extremadamente dañino en la intención de compra”.

En su intervención en Cannes Lions, Madonna Badger aplaudía la decisión de Sadiq Khan, alcalde de Londres, de vetar la publicidad que fomentara problemas de autoestima, consciente de que la belleza irreal transmitida en los anuncios pueden degenerar en verdaderas enfermedades alimenticias. De la explotación sexual tampoco escapan los hombres. “El respeto y la dignidad no tienen género”, apuntaba Madonna Badger.

A pesar del desafortunado mensaje de que “la pornografía vende”, desde Badger & Winters afirman que un cambio en la percepción de los directores de marketing es posible, si los ejecutivos publicitarios consiguen unirse en contra de los anuncios pornográficos. Madonna Badger concluía su ponencia mencionando sus tres grandes amores en la vida; sus hijas, su marido y “la publicidad y su poder de hacer el bien y de no hacer daño”.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.