Cristo crucificado con la imagen del payaso de MacDonald’s

Cristo crucificado con la imagen del payaso de MacDonald’s

En Haifa, en un museo se ha expuesto un crucifijo con el rostro y la figura del payaso de MacDonald´s, también otra figura con el rostro del muñeco Ken.

A lo largo de estas últimas décadas no podemos negar que se hayan hecho imágenes artísticas o no artísticas, o que han querido pasar por gran arte, que es claramente antirreligioso, y en particular anticristiano. Que algunas de esas obras, no voy a citarlas, incluso se hayan expuesto en ferias de arte, en museos, en exposiciones, quizás, expresándolo livianamente, es preocupante.

Quizás habría que concretizar, algunos puntos de vista, sin entrar en esa oleada de diatribas y polémicas que se pueden formar con este acontecimiento u otros similares.

– El autor plástico que ha realizado esta obra, u otras obras que por la comunidad religiosa cristiana, son consideradas como antirreligiosas, incluso blasfemas, que hiere profundamente la sensibilidad del cristianismo y de los cristianos, haya protestas o no las haya. Reitero los autores plásticos, harían lo mismo y pondrían “crucificadas a lo que ellos más quieran”, y además de forma de chiste o de sorna o de vituperio, pondrían crucificado a su madre, de forma grotesca y de forma de fantoche.

La ética tiene un gran principio, que materializando en un ejemplo, es fácil, “si alguien te invita a un café, si puedes devuélvele la invitación”.

– Por otro lado, una persona equis o un colectivo zeta, puede ser ateo o agnóstico, o no creyente en ninguna ideología o filosofía religiosa, o ser en una de las varios miles de existentes en el mundo actualmente, o en una de la veintena, que son las grandes religiones del mundo.

Por consecuencia, una persona puede ser atea o agnóstica, y con respeto, puede defender sus posiciones, analizar sus puntos de vista, realizar las críticas que deba constituir sus argumentaciones. Y expresado con respeto, las personas creyentes, o las personas teístas o deístas o de otros modos de filosofía o de metafísica le contestarán con argumentos, razones, datos.

Esto realizado con respeto, si constituye la libertad de pensamiento, de conciencia, de expresión y de publicación o difusión. A esto, cuándo una persona expresa sus razones a favor o en contra de un fenómeno o hecho, sea éste religioso o sea otro, con respeto, con argumentos, con razones, sin menosprecio, sin burla, sin herir la sensibilidad, a eso se puede denominar libertad de expresión, porque busca diríamos la realidad o la verdad de la realidad.

Pero lamentablemente todas las imágenes, porque muchas son solo eso imágenes, ni siquiera llegan al nivel de obra de arte, ni obra artística, que rozan la blasfemia, que son claramente antirreligiosas, y especialmente anticristianas, no hacen nada, no ayudan por y para la libertad de conciencia, de expresión, de publicación, por la libertad artística de miles de autores, que están todos los días, intentando producir realidad artística en sus estudios y talleres.

– Por otro lado, toda la civilización occidental y en parte mundial, toda, tiene una de sus bases y sus fuentes, guste o disguste, no solo actualmente en la ciencia y tecnología, sino en la filosofía y metafísica religiosa, especialmente la cristiana.

Dicho de otro modo, todas las grandes ideas y fundamentos de Occidente, e incluso los grandes principios que sustentan el mundo, incluso de los grandes principios constitucionales mundiales, de la esencia de Europa tienen su raíz más profunda, en conceptos que hoy por hoy, tienen su sustentación en el cristianismo, el concepto de libertad, de persona como voluntad, de la autonomía de la persona, de la dignidad de cada ser humano, y otras docenas de principios-conceptos-categorías-enunciados esenciales.

Muchos creen que estos principios son filosóficos o metafísicos filosóficos, que lo son, ahí está la gran tradición de grandes pensadores, que vienen de Grecia pasando por el caminar de los siglos, pero también y esencialmente, tienen su fundamento en el cristianismo o en la filosofía cristiana.

Bueno, es recordar, que si el cristianismo se debilita tanto, que apenas sea testimonial en Europa, los grandes principios que el cristianismo defiende, y toda la arquitectura social se debilitará y caerá. Porque vendrán otros principios, otros, que ya no serán cristianos, y por tanto, otras metafísicas, otras antropologías, otras sociologías, en definitiva.

Criticando hasta la saciedad, sin piedad al cristianismo, se sea ateo o agnóstico, no nos estamos dando cuenta que estamos removiendo los cimientos de la civilización europea y occidental, incluso mundial, y, al final, se caerá o se destruirá o se deteriorará tanto, que todo el edificio caerá. Cosa que es lo que quieren tantos. Por poner un ejemplo, los socialismos democráticos, no tendrían su sustentación o parte de ella, sin el cristianismo; lo mismo, los liberalismos democráticos, ni siquiera la esencia de las democracias, ni desde luego la dignidad ilimitada del hombre y de la mujer, y docenas de proyecciones que se materializan en multitud de derechos y fundamentos…

– Por otro lado, las autoridades eclesiásticas cristianas, además de las diversas cartas y exhortaciones que han realizado los pontífices católicos en estás últimas décadas sobre la belleza y sobre las artes, tienen que ser conscientes, que deben intentar tener el cristianismo un lugar, un lugar en el mundo de la imagen y del arte, igual que intentan tenerlo en los terrenos de la enseñanza, hospitales, medios de comunicación, etc.

En la distinción clásica entre arte litúrgico o sacro, y arte no litúrgico pero religioso o con valores cristianos. Es decir, que en la medida que puedan, como en otros siglos ha sucedido, han incentivado y motivado que se haga arte religioso, que ahora es la herencia que hemos recibido, después de las vicisitudes de la historia y de las guerras y revoluciones.

El cristianismo debería crear un programa de incentivar el arte religioso en general, y el arte cristiano, que expresara sus grandes valores. No todas las obras, podrían y deberían estar en las Iglesias, para el culto, como es evidente, pero si podrían servir para situarse en los cientos de museos eclesiásticos existentes, en las paredes de todos los recintos eclesiásticos existentes, en los depósitos de sus museos y de sus edificios, y especialmente, se podrían utilizar en el mundo de Internet, en las docenas de miles de Webs que tienen de parroquias, centros religiosos, órdenes religiosas y, podrían servir para difundir el cristianismo, y como una herramienta más para la pastoral y la evangelización.

Por supuesto el cristianismo hoy, posiblemente no tienen suficiente poder económico para encargar obras de arte religioso a los grandes artistas de hoy, pero si podrían, si cambiasen la mentalidad, de forma racional, pero sistemática, recoger obras reales, en todas las artes, y recoger imágenes que expresasen y defendiesen los valores cristianos, con el arte de hoy.

Porque no olvidemos, una perogrullada y evidencia, que en cada momento, el barroco o el románico, el arte que se hizo en esas épocas, eran la vanguardia de sus momentos, y no todo era arte litúrgico o para exponer en las basílicas o en las naves de las iglesias, mucho se hacía para los claustros, sacristías, monasterios, palacios, etc.

Si desean que dentro de tres siglos exista un Beato de Liébana o un Cristo del Greco, o algo similar, pero de hoy, tendrán en la medida que puedan empezar a conservar, obras con el estilo de hoy, del arte religioso actual. Al menos para el arte no litúrgico, pero que respeta los grandes principios del cristianismo. ¿Pero si esta obra del payaso de Macdonald´s sirviese al menos, para que las autoridades eclesiásticas, al menos las cristianas, se diesen cuenta, que el arte religioso es otro instrumento a tener en cuenta, y el arte actual religioso también, entonces quizás una cosa negativa que ha surgido en el mundo, y esta obra en concreto es una más, al menos serviría para algo bueno, para que empezasen a cambiar de mentalidad…?

¡Porque no olviden, porque hay autores plásticos de hoy, que ofrecen, obras respetuosas con el cristianismo de hoy, con estéticas de hoy, las ofrecen en donación gratuita a museos eclesiásticos, que dichas obras ocupan poco espacio, y los gestores de esos museos, ni siquiera contestan a esas cartas, a los ofrecimientos de esas obras!

¡Y no olviden, que muchas de las obras que tienen colgadas en esos museos, de hace tres siglos, ya eran en sus tiempos obras de tercera categoría, no son Grecos, ni Murillos, ni Fray Angélicos, sino obras que en su tiempo, ya eran obras mediocres…! ¡Ni siquiera las aceptan esos ofrecimientos y esas donaciones, ni siquiera contestan a esas cartas, ni siquiera las aceptan para tenerlas en sus depósitos, y quizás haciéndole fotografías podrían servir, para la pastoral, la evangelización, etc.!

¡Este tren, diríamos de la imagen, del arte religioso actual, quizás el cristianismo lo ha perdido, o al menos, llevan dos siglos de retraso, bien harían, bien harían en intentar remediarlo, en la medida que puedan, quizás para que surjan otros Rouault, Chagall, quizás, deberían ellos, poner su grano de arena también…!

¡Si al menos el payaso de MacDonald´s sirviese para que las autoridades eclesiásticas cristianas cambiasen de mentalidad, entonces quizás ese payaso, esa obra antirreligiosa, serviría para algo bueno, para que se despertase en este tema el cristianismo occidental…! ¿Pero qué sucederá, algunas protestas mundiales, y después otra vez el silencio, hasta la próxima obra anticristiana…?

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.