Envejecimiento

Envejecimiento

Se envejece y es algo natural e inevitable, pero se puede envejecer más lentamente. Ciertamente, ha sido un sueño de los seres humanos la consecución de una vida más larga y con una mejor calidad de vida. Y esto vendría dado por mantener por más tiempo un cuerpo con menos signos de haber envejecido. O con menor grado de envejecimiento. Por medio de una buena y saludable alimentación y otros hábitos beneficiosos para el  cuerpo.

A lo largo del tiempo se ha pretendido encontrar el elixir de la eterna juventud, algo inalcanzable. Vencer a la muerte es otro deseo que no se puede materializar. Aunque en el futuro se podrá prolongar mucho más el tiempo de vida en mejores condiciones o con buena salud.

Los avances en la medicina son espectaculares y parece que hacen posible el logro, en unos años, de un enlentecimiento del proceso de envejecimiento celular y orgánico de las personas. Según el gerontólogo Aubrey de Grey «Podremos parar el envejecimiento con una sola inyección». Parece que la reparación del ADN y de los daños celulares es la auténtica clave para frenar el proceso de envejecer  o, al menos, que sea mucho más lento que en la actualidad.

Si esto se consiguiera se podría disminuir, probablemente, el número de pacientes con Alzheimer, Parkinson y otras enfermedades degenerativas asociadas al envejecimiento. Y esto supondría un gasto considerablemente menor para el sistema sanitario de los países.

Además, el sufrimiento que puede acompañar a la vejez puede paliarse o eliminarse con estas investigaciones sobre el envejecimiento celular y esto abarca también a los estados pobres del mundo.

Y en lo relativo al previsible aumento de la población mundial, si se aplican tratamientos para reducir muy notablemente el envejecimiento de los individuos, esto conduce a un mundo que debe tomar decisiones de otra manera. Apostando, de forma decidida, por la reducción de la contaminación, la redistribución de la riqueza, la automatización sin perjudicar a los ciudadanos y otras medidas.

Por ejemplo, la tecnología para la desalinización y  otras que se puedan desarrollar serán positivas para un mayor bienestar de todos los pobladores de nuestro planeta.

En consecuencia, considero que el mayor apoyo posible a las investigaciones sobre el envejecimiento en diversos laboratorios e instituciones repartidos por todo el globo es algo absolutamente apropiado. Estimo que cuanto más se retrase la muerte  de las personas   todos seremos más felices.

Ya que como también escribe Rüdiger Safranski «Cada ser vivo se defiende contra su final y sin duda siente miedo cuando la muerte lo amenaza de manera inmediata. Esto le sucede tanto más al hombre por cuanto es capaz de una previsión más lejana y sabe de su mortalidad». Sabias, profundas, verdaderas e irrefutables palabras de un filósofo actual que comprende perfectamente el ansia de inmortalidad que también expresó en sus escritos Unamuno y especialmente en Del sentimiento trágico de la vida.

Se entiende, por tanto, que existan centros de investigación médica e instituciones y científicos dedicados a la búsqueda de  medicamentos o tratamientos que nos permitan vivir más y mejor en el presente y en el futuro.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.