Evian sigue explotando a los niños en sus nuevas campañas publicitarias

Evian sigue explotando a los niños en sus nuevas campañas publicitarias

Los anuncios de bebés, si están bien hechos, son un acierto seguro. Evian lleva años sirviéndose de los pequeños para que sean la cara visible de la marca. Se trata de una estrategia para reforzar la imagen de la firma y los valores que llevan intrínsecos cada uno de sus productos. Se trata de unas acciones publicitarias donde se explotan a los niños que deben estar en las guarderías y no rodando spots en las productoras publicitarias.

Por otra parte, Amnistía Internacional, repite de nuevo una campaña bajo el eslogan; “Niño soldado” “Lo pondrán en primera línea. Y si muere, irán a una escuela a buscar otro. Y después a otro…” “Secuestran a los chiquillos con intención de convertirlos en auténticas máquinas de matar”, Desde hace muchos años, el grupo terrorista del LRA lleva a cabo estos secuestros.

El tráfico sexual es un destino marcado por la miseria para muchas niñas del Sudeste Asiático”; bajo este lema, Anesvad viene lanzando, periódicamente, una campaña para recuperar a estas chiquillas y formarlas para que accedan a un trabajo digno.

Según las Obras Misionales Pontificias, las cifras de la explotación infantil son espeluznantes; hay 14 millones de huérfanos a causa del sida. De la mitad de los 600 millones de pobres del mundo, 130 millones no acuden a la escuela, 180 millones padecen desnutrición, 250 millones sufren explotación laboral y un millón de menores caen en las redes del comercio sexual.

La semblanza de la infancia, es la imagen de nuestra condición moral como adultos. Una civilización luchando contra la infancia, es un mundo que ha perdido la esperanza. La infancia en la indigencia, vejada, golpeada, inmolada es un crimen contra la Humanidad que pronto será juzgada por sus propios descendientes

También se estima en 400 millones los chiquillos esclavos, bajo el despotismo de la explotación. Entre ellos se cuentan: los críos encadenados a trabajos forzados: en la agricultura, en yacimientos, en minas, en industrias y como esclavos de terratenientes. Son ya medio millón de niños soldado. Cerca de dos millones de chiquillos son trajinados como objetos sexuales.

En la Declaración de los Derechos Humanos del Niño se afirma que: “El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud. Con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño deberá disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.”

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.