El jefe de la OTAN previene contra la generalización respecto de los musulmanes

El jefe de la OTAN previene contra la generalización respecto de los musulmanes

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha prevenido contra la generalización respecto de los musulmanes, tras el letal ataque contra una revista satírica francesa, en el cual murieron 12 personas en París.

“Los terroristas son criminales que deberían responder por lo que han hecho. Nosotros no debemos hacer responsables por esos criminales a ninguna religión o nación, sino combatir a los perpetradores” dijo Stoltenberg en una entrevista con el diario alemán Bild, publicada el viernes.

El jefe de la OTAN dijo que los países europeos enfrentan amenazas terroristas de varios diferentes grupos e individuos radicalizados. “Yo provengo de Noruega, donde un cristiano de raza blanca, Anders Breivik, perpetró una masacre impensable en el 2011” dijo él.

Stoltenberg subrayó que todavía era temprano para comentar sobre las identidades y fines de los terroristas que escogieron como blanco la revista francesa Charlie Hebdo.

“Ahora es importante arrestar primero a estos perpetradores y entonces darles los castigos que ellos se merecen” dijo él. Al preguntarle acerca de la amenaza planteada por Estado Islámico de Irak y el Levante, el jefe de la OTAN subrayó que cristianos y musulmanes deberían unir sus fuerzas para contrarrestar la amenaza terrorista.

“Mis expectativas son que todos nosotros, cristianos, musulmanes o lo que fuera que seamos, defendamos los valores universales. Nosotros podemos tener diferentes opiniones, pero debemos defender nuestros valores y vencer nuestros prejuicios” dijo Stoltenberg.

“Los musulmanes son las principales víctimas del terror islamista. La mayoría de los musulmanes condenan el terror y nosotros estamos condenando el terror; debemos combatir juntos contra el terrorismo” dijo él.

El ataque terrorista contra Charlie Hebdo dejó un saldo de 12 personas muertas, incluyendo a periodistas y caricaturistas considerados como legendarios en toda Francia. La directora Stephanie “Charb” Charbonnier, Bernard “Tignou” Verlhac, Jean Cabu, George Wolinski y el renombrado economista Bernard Maris estaban entre aquellos que resultaron muertos.

La policía francesa identificó a los dos tiradores como los franco-argelinos Said Kouachi, de 34 años, y Cherif Kouachi, de 32 años.

El viernes, la policía había rodeado una pequeña imprenta en la aldea de Dammartin-en-Goele, a 25 millas (42 kilómetros) al noreste de París, donde los sospechosos se habían escondido.

En los meses recientes, los países europeos han sido testigos de un incremento en las sospechas y los sentimientos negativos respecto de los musulmanes, y los partidos populistas de derecha y extrema derecha están capitalizando el creciente miedo al Islam.

Muchos han sido influenciados por reportes sobre las atrocidades cometidas en el Medio Oriente por el militante Estado Islámico de Irak y el Levante, o ISIL.

Las organizaciones musulmanas subrayan que la fuente de la radicalización de algunos jóvenes inmigrantes no es el Islam en sí, sino los problemas sociológicos que ellos enfrentan, tales como la discriminación, el desempleo o la falta de perspectivas futuras.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.