El virus del Ébola no se vuelve más peligroso

El virus del Ébola no se vuelve más peligroso

El virus del Ébola que circuló en África occidental durante el año pasado, tan mortal como es, no muestra ninguna evidencia de ser más peligroso que el primero que surgió en 1976, según un estudio estadounidense publicado el martes.

Por el contrario, investigadores del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) encontraron que la cepa actual, llamada Makona, podría tener “una menor capacidad para causar enfermedad” en un modelo animal que la cepa original Mayinga, que fue aislada en África Central en 1976.

Señalaron que, en un modelo animal llamado macaco cangrejero, la cepa actual, aún presente en Sierra Leona y Guinea, toma aproximadamente dos días más para causar la enfermedad terminal en comparación con la cepa de 1976. Los resultados proporcionan información importante para los científicos que investigan si el virus del Ébola en África occidental se está volviendo más peligroso; los investigadores del NIH presentaron los resultados en la revista estadounidense de enfermedades infecciosas emergentes.

En el nuevo estudio, los investigadores infectaron tres macacos cangrejeros con la cepa de 1976 y otros tres con la cepa actual. Si bien ambos grupos comenzaron a propagar el virus tres días después de infectarse, los infectados con la cepa de 1976 desarrollaron una erupción en el cuarto día y se enfermaron gravemente los días cinco y seis. Los que recibieron la cepa actual no desarrollaron una erupción hasta el sexto día de la infección, y la enfermedad grave apareció en los días siete y ocho.

Además, el daño hepático -típico en la enfermedad del Ébola- se retrasó por dos días en el grupo infectado con la cepa actual en comparación con el grupo infectado con la cepa de 1976.

En los seres humanos, el brote actual, que ha matado a más de 11.000 personas, tiene una tasa de mortalidad del 50 por ciento, mientras que el de 1976 tiene una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

“Me parece justo concluir que la virulencia de la cepa de África occidental en macacos no se incrementa en comparación con otras cepas EBOV (virus del Ébola)”, manifestaron los investigadores.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.