Investigadores estadounidenses y chinos encuentran una droga que podría servir para el tratamiento del mal de Parkinson

Investigadores estadounidenses y chinos encuentran una droga que podría servir para el tratamiento del mal de Parkinson

Investigadores estadounidenses y chinos dijeron el martes que ellos han identificado una droga que podría servir para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, como el mal de Parkinson.

Las enfermedades neurodegenerativas están marcadas por un crecimiento anormal en el cerebro de proteínas mal plegadas, llamadas sinucleinas, las cuales alteran y matan a las células cerebrales. En un estudio publicado en la revista estadounidense Science Signaling, los investigadores encontraron que la sinucleina mal plegada puede activar los Receptores Tipo Peaje (RTP) 1 y 2 de las células inmunitarias provocando inflamación y que la prevención de esta inflamación es la clave para controlar las enfermedades neurológicas.

El verdadero trabajo de los RTP1/2 es proteger nuestros cuerpos, desembarazándose de los patógenos invasores, dijo el autor del estudio, Yin Hang, profesor de la Universidad de Tsinghua, pero la sinucleina mal plegada los impulsa a reaccionar en forma exagerada, llevando a la inflamación crónica de largo plazo que daña al cerebro.

Los descubrimientos estaban basados en la investigación de microglia, células que actúan como la forma principal de defensa inmunitaria en el sistema nervioso central. El equipo de Yin, en colaboración con investigadores de la Universidad de Georgetown, también mostró que un pequeño compuesto molecular nuevo llamado CU-CPT22, el cual hace blanco específicamente en los RTP1/2, puede reducir significativamente esta inflamación.

Yin dijo: “La pequeña molécula bloquea los receptores y ajusta finamente el sistema, equilibrando la microglia sobreprotectora y manteniendo a raya la inflamación”. Ellos también encontraron que una droga contra la hipertensión, que bloquea los RTP 2, tiene un efecto terapéutico similar, aumentando la posibilidad de adaptarla para el mal de Parkinson.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.