Sociedad Civil debate acciones para fortalecer la protección de refugiados en fronteras de Bolivia, Chile y Perú

Sociedad Civil debate acciones para fortalecer la protección de refugiados en fronteras de Bolivia, Chile y Perú

ARICA, Chile, 14 de agosto de 2015 (ACNUR) – Durante el 11, 12 y 13 de agosto, las organizaciones de la sociedad civil se reunieron en Arica, Chile, en el marco del III Encuentro de coordinación de redes de protección en frontera de Bolivia, Chile y Perú co-organizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El Encuentro constituye una iniciativa pionera que busca plasmar en planes concretos el Programa “Fronteras Solidarias y Seguras” de la Declaración y Plan de Acción de Brasil adoptado en diciembre de 2014 en el marco de la conmemoración del 30° Aniversario de la Declaración de Cartagena sobre Refugiados. En este espíritu de solidaridad regional, el Encuentro se presenta como un espacio dirigido a fortalecer el intercambio de experiencias entre las organizaciones de la sociedad civil comprometidas con la defensa de los derechos de las personas migrantes, refugiadas, y víctimas de la trata de personas, de Bolivia, Chile y Perú, que introdujo como novedad la inclusión en su agenda de un espacio de diálogo transparente con representantes de las Comisiones Nacionales de Refugiados y las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de los tres países.

Las personas en situación de movilidad, migrantes y refugiados, que circulan en zonas fronterizas suelen enfrentar situaciones que pueden significar una amenaza a sus derechos. La arbitrariedad y los abusos pueden exponer a migrantes y a refugiados a los riesgos de la migración irregular, a las redes de trata y tráfico, y a la violencia sexual y basada en género. En el caso de los refugiados, estas situaciones también pueden limitar su posibilidad de ejercer el derecho humano al asilo y acceder a procedimientos de determinación de la condición de refugiado.

El intercambio de experiencias y actualización de la información disponible sobre la situación en las fronteras, permitió una abierta discusión entre los actores participantes del III Encuentro acerca de las estrategias necesarias para asegurar la implementación de acciones encaminadas a la protección de los derechos de migrantes y refugiados en las fronteras. Las instituciones participantes reconocieron mejoras significativas de la situación en las fronteras pero señalaron la necesidad de reforzar las acciones y presencia de los Estados, a través de las Comisiones Nacionales de Refugiados (CONAREs) y Defensorías de los Derechos Humanos. Durante el Encuentro se llevaron a cabo también discusiones sobre la importancia de incluir a los migrantes en los planes de desarrollo local y propiciar su integración a las comunidades de recepción. Asimismo se destacó la importancia de fortalecer acciones de capacitación en gestión migratoria y derechos humanos, llevar a cabo estudios sobre los diversos aspectos relacionados con los flujos migratorios en zonas de frontera e incrementar las campañas de prevención de la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes.

“Los Encuentros de Redes de Frontera han probado ser una herramienta muy útil para la identificación de riesgos de protección y la coordinación de actividades de prevención y respuesta frente a los abusos de los derechos que sufren migrantes y refugiados”, explicó José Xavier Samaniego, Representante Regional para el sur de América Latina de ACNUR. Por su parte, el Director Regional de la OIM para América del Sur, Diego Beltrand, manifestó: “Para la OIM la interacción de las autoridades y las organizaciones de la sociedad civil  en estos Encuentro contribuye a identificar los avances y los desafíos en zonas de frontera, al fortalecimiento de la gobernanza de las migraciones  a nivel local así como a facilitar el acceso efectivo a los derechos fundamentales de las personas migrantes.”

La circulación de personas a través de las fronteras de Bolivia, Chile y Perú ha aumentado en el marco de los movimientos migratorios mixtos, principalmente provenientes de Colombia, aunque también se observa la presencia de personas de República Dominicana, y otros países como Siria o países de África y de Medio Oriente. Muchas de las personas atendidas por las redes de la sociedad civil en frontera reconocen haber abandonado sus países por riesgos de seguridad asociados a situaciones de violencia sufridas en los países de origen.

Estos encuentros se han realizado en el pasado en Iquique (2013) y en Tacna (2014).  Desde 2013, organizaciones de la sociedad civil y la Iglesia en áreas de frontera de Bolivia, Chile y Perú trabajan en coordinación para identificar y visibilizar los riesgos de  protección que enfrentan migrantes y refugiados, y desarrollar acciones coordinadas de abogacía, protección y respuesta. Su trabajo ha servido al mejoramiento de las condiciones de tratamiento y la atención de las necesidades de migrantes y refugiados a través de servicios de asesoramiento legal, alojamiento, alimentación y apoyo para el acceso a servicios de salud.

Este III Encuentro, realizado como una acción concreta de cooperación entre OIM y ACNUR bajo el espíritu de solidaridad regional plasmado en el Plan de Acción de Brasil,  aspira a establecerse como un modelo eficaz de monitoreo, protección y atención que puede ser replicado en otras áreas fronterizas del continente.

Foto: III Encuentro de coordinación de redes de protección en frontera de Bolivia, Chile y Perú.

ACNUR

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.