Hacia la reconstrucción de una nueva nación, la República Argentina

Hacia la reconstrucción de una nueva nación, la República Argentina

A los argentinos nos falta maduración para dejar de lado la famosa Grieta, que no es nada más y nada menos que odio de un lado y del otro.

A los dirigentes políticos le falta maduración, para realmente asumir el rol que deben desempeñar, para la salida pacífica y democrática en las próximas elecciones, buscando consensos para la Reconstrucción de la República Argentina.

La Nación Argentina necesita de todos los actores políticos y de toda la sociedad, para reconstruirnos, y salir adelante. Necesitamos dirigentes con programas de gobierno donde se incluyen las nuevas tecnologías en los planes de gobiernos, el nuevo cambio tecnológico. Obama en la apertura del Congreso cuando era presidente, en su discurso hablo sobre la incorporación de la tecnología en la Administración Pública, siguiendo la revolución tecnológica, incluyó un plan  para incorporar la tecnología  en  las relaciones laborales y en la Administración Pública.

La semana pasada el Gobierno Argentino anunció el control de los precios de los productos de primera necesidad, debido al crecimiento del  índice de inflación.  Pues en el país que fue el granero del mundo, en la década del 50, que exporto alimentos a todo el mundo. Que era un Estado potencia como EEUU, en esa década. ¿Qué nos pasó  desde la década de los 50 a la República Argentina actual?

Creo que las recetas mágicas no han dado resultados. Las guerras económicas perjudican a toda la sociedad.

Lamentablemente en Argentina parece ser que sigue reinando la práctica de la campaña sucia.

Si estamos en presencia de la denominada campaña sucia.  Sería lamentable esta práctica. Primero porque daña la DEMOCRACIA.  Segundo  porque es el legado de prácticas inescrupulosas que se transmiten a las nuevas generaciones y a los nuevos  líderes políticos.

Pero hay un rayo de luz que se asoma con determinadas medidas. La Cámara de Senadores dio media sanción a la nueva ley de financiamiento de los partidos políticos que contempla aportes bancarizados y montos máximos. Es una excelente ley que sigue los principios de la transparencia de la financiación pública y privada de las campañas políticas. Una buena medida para evitar la Corrupción.  Así como se llegó al consenso en este tema sería muy sano para la Democracia Argentina que sigan por este camino para todos los grandes debates.

Pues después del día D, es decir del día las elecciones presidenciales. El candidato que gane, no tendrá soluciones mágicas e instantáneas. Sino tendrá que volver a consensuar, dialogar, comunicar decisiones institucionales. Comenzar de nuevo,  teniendo en cuenta mayorías y minorías en las Cámaras de Senadores y Diputados. La Comunicación política y la Comunicación Institucional le brindará  legitimidad  en su gobierno. Y tendrá que rendir cuentas a los ciudadanos que ahora están empoderados e informados.

CONCLUSION:

Y de una vez por todas, esperemos tengamos los argentinos una planificación de Estado, solo así podremos reconstruir La República Argentina, y posesionarnos en el mundo de la cuarta revolución tecnológica.¡VIVA LA DEMOCRACIA!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.