Documentos secretos revelan que el Papa Pío apoyó la creación del Estado de Israel

Documentos secretos revelan que el Papa Pío apoyó la creación del Estado de Israel

Un grupo sin fines de lucro con sede en la Ciudad de Nueva York ha anunciado que tiene documentos en su posesión que pueden mostrar que el Papa Pío XII “fue una pieza determinante en el establecimiento del estado moderno de Israel”. La Fundación Pave the Way (Construir el Camino) se describe a sí misma como una fundación pública no sectaria que trabaja para identificar la resolución de obstáculos entre religiones y eliminar el uso de la religión como una herramienta para justificar agendas privadas.

Según la Fundación PTWF (por sus siglas en inglés), la prueba que tiene en su posesión evidencia que el Papa Pio XII, a menudo difamado por los marxistas y miembros de la comunidad judía, pudo haber “ayudado realmente a la Organización Sionista (ZO por sus siglas en inglés), comenzando en el año 1917 en pos de establecer la patria judía en Palestina”.  (Ver aquí)

Según un comunicado de prensa, el Presidente de la PTWF, Elliot Hershberg manifiesta que los documentos archivados en el Vaticano indican que el Arzobispo Eugenio Pacelli  (el futuro Papa Pío XII) gestionó un encuentro entre el Presidente de la Organización Sionista, Nahum Sokolow  y el Papa Benedicto XV en 1917 para que mantuvieran conversaciones sobre la creación de una patria judía en Palestina. Artículos periodísticos y otra documentación muestra que el futuro Papa Pio XII tuvo que intervenir nuevamente en 1925 para asegurar los encuentros de Sokolow con las autoridades del Vaticano con respecto a la patria judía. Pacelli fue el nuncio apostólico en Baviera en 1917.

Documentos adicionales e incluso versiones periodísticas muestran que Pacelli intervino nuevamente en 1925 para acordar nuevas reuniones entre Sokolow  y funcionarios del Vaticano con el propósito de avanzar en el tema.

El Arzobispo Eugenio Pacelli, como Papa Pío XII, fue el líder de la Iglesia Católica durante el período de la Segunda Guerra Mundial y hasta su fallecimiento en 1958. Una campaña organizada comenzó en 1962 para denigrar el legado del Papa Pío XII mediante el uso de libros, obras de teatro, prensa y películas que buscaban retratarlo como insensible y malvado ante el Holocausto. Algunos buscaban caracterizar a Pío XII como “el papa de Hitler”. El Presidente de la PTWF, Gary Krupp, manifestó que su organización comenzó a investigar el tema en el año 2006, “sin ninguna agenda más allá de una búsqueda de la verdad”.

La declaración de la PTWF indicaba que el futuro Papa Pío XII se unió a los líderes judíos; tales como el físico Albert Einstein y Ludwig Kaas, así como también a los líderes católicos, para promover la organización pro-Palestina en Alemania. En conversaciones mantenidas con una delegación de árabes que se oponían a la creación del estado moderno de Israel, el Papa Pío XII dijo en 1946: “Así como en el pasado, hemos condenado varias veces las persecuciones que un anti-semitismo fanático desató contra el pueblo hebreo, siempre hemos observado esta actitud de imparcialidad perfecta en las circunstancias más ampliamente variadas y además tenemos la intención de aferrarnos a eso en el futuro”.

Haciendo caso omiso de algunos consejos en contrario, el Papa Pío XII alentó a los países católicos, miembros de las Naciones Unidas para que votasen a favor de una división de Palestina en 1947.  El voto resultó en la creación de una patria judía en Israel.

Además, Hershberg, presidente de la PTWF, dijo que los documentos oficiales israelíes muestran que el Dr. Guido Mendes, un judío ortodoxo y un amigo de la infancia del Papa, desempeñó funciones como diplomático entre bambalinas, para asegurar el reconocimiento del estado moderno de Israel. Actualmente, miles de documentos que acreditan esta información pueden encontrarse en el sitio web de la PTWF en vista de apoyar dichos argumentos respecto del polémico líder católico, según expresiones vertidas en la declaración de la PTWF.

Ronald Rychlak, un profesor de Derecho de la Universidad de Mississippi, ha escrito un libro titulado ‘Desinformación’  que narra la participación soviética y comunista en la campaña de desprestigio contra el Papa Pío XII. En conversaciones con Spero News, Rychlak manifestó el 20 de marzo: “He tomado conocimiento de estos documentos cuando se dio a conocer la investigación. Desde la protección a los judíos en el Vaticano hasta alentar a un hombre joven para que se sienta orgulloso de sus raíces judías, hasta decirles a los católicos que era necesario que ellos les den la bienvenida a los judíos como sus amigos, es evidente que Pío tenía una relación especial con los judíos. Fue correspondido con una placa por parte de los judíos de Roma agradeciéndole, un recital interpretado por músicos israelíes en su honor y tributos de Golda Meir y otros líderes y además incontables organizaciones judías. De este modo, este descubrimiento concuerda con los hechos históricos y desaprueba el mito creado por el Kremlin sobre un papa indiferente”.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.