Mas y la trama del 3%

Mas y la trama del 3%

Las investigaciones están poniendo al descubierto un complicado entramado elaborado por Convergencia en Cataluña para obtener un cobro de un 3% en comisiones irregulares  a cambio de adjudicaciones. Aún teniendo en cuenta la presunción de inocencia es significativo y revelador que el tesorero o administrador de este partido de Mas haya sido detenido, y también otro cargo de la Generalitat.

La actitud del presidente en funciones de Cataluña es negar cualquier clase de corrupción en su partido y gobierno, algo entendible. Lo que sucede es que el proceso de investigación es minucioso y profundo por parte de la Fiscalía, la Guardia Civil, etc. De hecho, Anticorrupción  considera seis delitos, presuntamente cometidos, por el tesorero.

Lo lógico, a mi juicio, a la vista de las pruebas que se van acumulando en los registros de la sede de CDC, y en otras actuaciones respecto a determinadas empresas, según informan los medios de comunicación, sería que Mas renunciara al cargo de presidente, por coherencia democrática. Aunque parece que no descarta convocar nuevas elecciones, si no logra el acuerdo con la CUP, lo que me parece desproporcionado, y, en mi opinión, muestra su deseo de seguir en el poder  a cualquier precio.

A todo esto, Mas afirma: «Convergencia y yo somos objeto de caza mayor».Según él por parte del Estado. Considero que no, simplemente, está funcionando la maquinaria del estado de derecho y de la justicia para saber lo que ha sucedido, realmente, en relación con presuntas prácticas corruptas. Y que se ordene la detención de dos políticos no es algo que se haga a la ligera, sino todo lo contrario, deben de existir, en mi opinión, pruebas muy claras y contundentes respecto al  cobro de comisiones ilegales.

También ha dicho Artur Mas: «Tengo plena confianza en las personas que han llevado y llevan las finanzas del partido». Frase habitual en todos los líderes políticos hasta que se demuestra lo contrario. A todo esto se añade el caso Pujol que es otra prueba más de la corrupción de la trama del 3% que, presuntamente, existió a lo largo de décadas. Parece que, el planteamiento victimista de Mas, no convence en relación con su crítica a la actuación de la Fiscalía y la Guardia Civil.

Si las finanzas de Convergencia son, plenamente correctas y legales, no habría nada que temer ante las investigaciones y registros que se están realizando. Pero no parece ser el caso, si se consideran las  evidencias ya reunidas, y que están siendo publicadas en los periódicos, de forma general, pero suficiente para darse una idea de la magnitud y entresijos de la trama corrupta.

La presidencia en funciones de Mas, en mi opinión, se está convirtiendo en insostenible, por todo lo anteriormente explicado. Aunque su habilidad política es sobresaliente, y seguirá maniobrando  y  buscando  pactos y acuerdos para mantenerse en el poder. Todo depende, en parte, de la reacción política de los partidos independentistas, en la próxima votación a celebrar en el Parlamento catalán para su posible investidura como presidente.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.