La oferta de nacionalidad por parte de España a los Judíos Sefaradíes no es suficiente, según expresiones del Rabino

La oferta de nacionalidad por parte de España a los Judíos Sefaradíes no es suficiente, según expresiones del Rabino

El Rabino Pinchas Goldschmidt ha pedido a España que se disculpe con el pueblo judío por su expulsión en el año 1492

El Rabino Pinchas Goldschmit, quien preside la Conferencia de Rabinos Europeos, respondió a la oferta de nacionalidad por parte de España a Judíos Sefaradíes, quienes descienden de los judíos que vivieron en España, hasta que fueron expulsados hace 500 años por los reyes españoles – y dijo que la oferta vino un “poco tarde”. El influyente líder religioso, en su escrito en el diario digital Ynet, expresó que la oferta por parte de España era “meritoria”, pero que la disculpa llega muy tarde. El Rabino Goldschmit escribió el “Rey Juan Carlos (perdió) una gran oportunidad para hacerlo durante la visita a una sinagoga de Madrid en 1992. “La oferta fue propuesta por el gobierno del Partido Popular actualmente en el poder. Mariano Rajoy  es el primer ministro

Se estima que unos de 3,5 judíos sefaradíes solicitarán la nacionalidad. El Rabino Goldschmidt, de origen Suizo, jefe de los Rabinos en Moscú, considera que la cifra será más baja. En su escrito del 16 de febrero dijo “Me resulta difícil creer que cientos de miles de Israelíes estén seriamente considerando cambiar su país de residencia de Israel a España”. Además, dijo el rabino, “muchos de ellos se verán tentados a adquirir un segundo pasaporte (Europeo) para simplificar su ingreso a países que aún restringen o limitan el ingreso de Israelíes a través de los requisitos de visado”.

Al referirse a muchos casos en los que los Judíos han tenido que dejar a toda prisa los países donde residen, el Rabino Goldschmidt  escribió “Como mi abuelo solía decir, un Judío debería tener al menos tres pasaportes”.

El Rabino Goldschmidt hizo un llamamiento al gobierno español para incorporar en las escuelas públicas los estudios judaicos,  un tema que los musulmanes también han propuesto. Además, sugirió que España debía crear un instituto genealógico para ayudar a sus ciudadanos a hallar sus raíces judías.

“Aunque el gesto de España podría parecer tan noble”, escribió el Rabino Goldschmidt, “no deberíamos olvidar que el aumento de una España religiosa e insular descendió lentamente desde su lugar principal en el mundo como una súper potencia para convertirse en una entidad de remanso, uniendo Europa y sus valores democráticos en una etapa muy tardía, por lo que es probablemente la mayor víctima de su propia historia.”

“¿Cuántos Israelíes con apellidos como por ejemplo Deri, Dahan y Abarbanel querrían dejar su país para emigrar a España? Si la oferta hubiera sido propuesta en 1938 por ejemplo, creo que muchos Judíos de Europa habrían aceptado la oferta española gustosamente. Pero como ellos dicen, por lo general, los bancos están dispuestos a darte dinero cuando menos lo necesitas”.

 Fue en el año 1492, que los “Reyes Católicos”, Isabel y Fernando exigieron que los judíos y los musulmanes se conviertan al Cristianismo o dejen el país. Los judíos, cristianos y musulmanes vivieron en una convivencia conflictiva durante los siglos que el Islam predominó en España, especialmente en Andalucía y Valencia. Los judíos se destacaron como médicos, cortesanos y compositores. Los barrios judíos eran prominentes en Toledo y Sevilla y aún atraen a los turistas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el dictador Francisco Franco elaboró una lista de los judíos que vivían en España y se la entregó al gobierno Nacional Socialista de Alemania. Miembros de las SS de Adolfo Hitler vigilaron estrechamente la comunidad judía en España y mostraron su preocupación al diminutivo caudillo español acerca de lo que vieron como abuso de poder que la comunidad judía tenía. Sin embargo, en la medida en que la guerra avanzaba y parecía probable una victoria aliada, Franco ofreció, en realidad, a España como una vía de escape para los Judíos que escapaban del Holocausto. Posteriormente, con el fin de congraciarse con los Estados Unidos, el gobierno de Franco dio gran importancia a la asistencia tardía por parte de España a los judíos que escapaban de la aniquilación.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.