El bastardo negocio de la explotación sexual de los seres humanos

El bastardo negocio de la explotación sexual de los seres humanos

La empresa española Tecnilógica ha utilizado los datos publicados por piratas informáticos para hacer un mapa que localice, por ciudades, a los usuarios de la degradante web de citas para infieles Ashley Madison, que cuenta con clientes en más de 50.000 ciudades de 48 países. Está al descubierto el bastardo y funesto negocio de la explotación de las bajas inclinaciones de los seres humanos. Esta empresa corrompe lo mas sublime que sustenta a toda la Humanidad, la institución familiar.

Los hackers que se hicieron llamar “Impact Team”, amenazaron diciendo que difundirían “perfiles con todas las fantasías sexuales y las transacciones de las tarjetas de crédito, con nombres y direcciones así como documentos de empleo y correos electrónicos”, si la web no se retira inmediatamente de Internet.

Antes de llevar a cabo el proyecto, y una vez descargado el archivo que contenía los perfiles de los registrados, Tecnilógica eliminó la información personal para construir una aplicación que organizara, por ciudades, a quienes usan esta web.

La compañía ha comprobado cómo en países como Japón, India, Brasil y Sudáfrica, el porcentaje de mujeres que usan la web de citas es mucho mayor que en otros lugares del mundo. Sin embargo, las diez localidades con mayor número de mujeres registradas están en Estados Unidos, encabezada por la ciudad de California (65%). En España, Madrid encabeza la clasificación con 135.294 consumidores, casi el doble que Barcelona, que tiene 68.513.

Desvelar estos datos podría suponer un problema para los clientes infieles y para los directivos, ya que contendría información sobre la forma de operar de la compañía.

Los hackers han enviado una nota dirigida al principal ejecutivo de la web: “Hey Noel, ahora sí debes admitir que es verdad”. Esto podría estar relacionado con un comunicado de la compañía que emitió Biderman, en el que decía que los listados podrían ser falsos.

El escándalo se ha transformado en un gran problema internacional por lo que el Departamento de Defensa y el servicio postal de Estados Unidos ya se han involucrado en la investigación.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.