Funcionarios judiciales estadounidenses le sacan tarjeta roja a la FIFA

Funcionarios judiciales estadounidenses le sacan tarjeta roja a la FIFA

Catorce imputados, incluyendo funcionarios de alto rango de la FIFA, fueron acusados el miércoles por el Departamento de Justicia de los EE.UU. de conspiración para cometer chantaje, fraude electrónico y lavado de dinero, enriqueciéndose a través de la corrupción en el fútbol internacional.

Los cargos fueron anunciados por altos agentes del orden público. Los imputados incluyen a funcionarios de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), la organización responsable de la regulación y la promoción del fútbol en todo el mundo, así como prominentes funcionarios de otros organismos directivos del fútbol que operan bajo el paraguas de la FIFA.

“Esta es la Copa del Mundo del fraude y hoy le estamos sacando a la FIFA una tarjeta roja dijo Richard Weber, jefe de Investigaciones Criminales del Servicio de Impuestos Internos. Los imputados también incluyen a ejecutivos de comercialización del fútbol de los EE.UU. y América del Sur, a quienes supuestamente le han sido pagados mucho más de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones clandestinas, para obtener lucrativos derechos de mercadeo y de difusión de torneos internacionales de fútbol.

Temprano en la mañana de hoy, las autoridades suizas en Zurich arrestaron a varios altos funcionarios del fútbol y los extraditarán a los EE.UU. bajo cargos federales. Funcionarios estadounidenses dijeron que ellos fomentaron una cultura de corrupción y codicia, que creó un campo de juego desigual para el deporte más grande del mundo.

“El procesamiento alega una corrupción que es rampante, sistémica, profundamente enraizada, tanto en el exterior como aquí, en los Estados Unidos” dijo la Procuradora General Loretta E. Lynch”. Abarca por lo menos a dos generaciones de funcionarios del fútbol, quienes, como se alega, han abusado de sus puestos de confianza para obtener millones de dólares en sobornos y comisiones clandestinas”.

Ella dijo que la corrupción ha dañado profundamente a una multitud de víctimas, desde las ligas jóvenes y los países en desarrollo, que deberían haberse beneficiado con las ganancias generadas por los derechos comerciales que estas organizaciones detentan, hasta los fanáticos en casa y en todo el mundo, cuyo apoyo a los partidos les da valiosos a estos derechos.

“El Departamento de Justicia tiene la intención de poner fin a cualquiera de estas prácticas corruptas, erradicar las malversaciones y llevar a la justicia a los infractores – y esperamos continuar trabajando con otros países en este esfuerzo” agregó ella. Un procesamiento con 47 cargos fue develado el miércoles, acusando a los imputados, tales como los vice presidentes de la FIFA, Jeffrey Webb y Eugenio Figueredo, al ex vice presidente de la FIFA, Jack Warner, y a otros altos funcionarios del fútbol. Los EE.UU. pidieron la extradición de siete de ellos.

“Luego de décadas de lo que el procesamiento alega que fue descarada corrupción, el fútbol internacional organizado necesita un nuevo comienzo – una nueva oportunidad para que sus instituciones rectoras provean una honesta supervisión y apoyo para un deporte que es amado en todo el mundo, y crecientemente aquí, en los Estados Unidos. Permítanme ser claro: este procesamiento no es el capítulo final de nuestra investigación” dijo la Procuradora Interina de los EE.UU., Kelly T. Currie, del Distrito Oriental de Nueva York. “Pagos secretos e ilegales, comisiones clandestinas y sobornos se convirtieron en una manera de hacer negocios en la FIFA. Yo quiero elogiar a los investigadores y fiscales de todo el mundo, quienes han seguido este caso en forma tan diligente, durante tantos años” dijo James Comey, Director del Buró Federal de Investigaciones.

“La corrupción, la evasión impositiva y el lavado de dinero no son ciertamente los pilares de ningún negocio exitoso. Ya sea que usted lo llame soccer o fútbol, los fanáticos, jugadores y auspiciantes del mundo, que aman a este juego, no deberían tener que preocuparse por funcionarios que corrompen su deporte. Este caso no es sobre el fútbol, es sobre jugar limpio y obedecer la ley” dijo Weber. Él prometió que el Servicio de Impuesto Internos continuará investigando crímenes financieros y seguirá la pista del dinero a cualquier lado que esta pueda llevar en el mundo, nivelando el campo de juego para aquellos que obedecen la ley.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.