Francia en cruzada por el crecimiento, y abrumada por cifras de desempleo

Francia en cruzada por el crecimiento, y abrumada por cifras de desempleo

El Presidente francés, François Hollande, reafirmó ante su nuevo Gobierno que su voluntad en el terreno europeo es “una orientación que favorezca la inversión y el crecimiento”. El mensaje no sólo fue para Francia sino también para la reunión de responsable socialdemócratas europeos de este sábado en París.

La cita organizada por el jefe del Estado francés en el Palacio del Elíseo, se celebrará justo antes del Consejo Europeo de Bruselas en el que, entre otras cosas, se discutirá sobre el reparto de puestos de responsabilidad en las instituciones comunitarias coincidiendo con la formación de la nueva Comisión Europea.

Hollande y su titular de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, también repasaron otras cuestiones de la actualidad internacional ante los miembros del nuevo Gobierno formado esta semana, tras la crisis por las discrepancias de tres ministros del ala izquierda del Partido Socialista, que han quedado excluidos.

Empero el anuncio fue insuficiente para opacar las repercusiones del hecho que el desempleo en Francia metropolitana aumentó por noveno mes consecutivo en julio, con 26.100 inscritos en la Oficina para el Empleo (+0,8%), alcanzando un nuevo récord de 3,424 millones.

El Ministerio del Trabajo dijo que el total de desempleados en Francia aumentó en 9,400 personas el mes pasado, a 3,398.300, un alza mensual de 0.3% y de 4% en un año. Empero también hubo una luz de esperanza, el Ministerio de Trabajo dijo que el número de ofertas de trabajo recibidas por la agencia estatal de empleo aumentó 5.4% en junio con respecto a mayo.

Pero las cifras negativas emergieron en medio de un contexto político bastante tenso. El primer ministro Manuel Valls tuvo que formar un nuevo equipo, después de los ataques del ahora ex-ministro de Economía Arnaud Montebourg contra las medidas del gobierno destinadas a reactivar un crecimiento estancado y las críticas a las políticas de austeridad impulsadas por Alemania.

La popularidad de Hollande ha caído a niveles récord para un presidente francés debido a que ha sido incapaz de cumplir con sus promesas de reducir el desempleo. El Gobierno de Hollande espera que Francia crezca 1% este año, pero un lento comienzo del 2014 amenaza con dejar ese objetivo fuera del alcance.

Un sondeo entre economistas pronosticó en promedio que la economía francesa crecerá 0.7% este año, en línea con las estimaciones tanto de la agencia local de estadísticas INSEE como del Fondo Monetario Internacional.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.