Erdogan se adjudica la victoria en las elecciones locales

Erdogan se adjudica la victoria en las elecciones locales

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan aseguró el domingo por la noche que su partido gobernante ganó las elecciones locales. De acuerdo con los resultados iniciales, el Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) recibió más del 45 por ciento de los votos, luego de que fueran contados el 80 por ciento de los sufragios.

La base del partido está en la Turquía rural, donde obtuvo su mayoría de votos a principio de los años 2000, cuando el AKP reemplazó al gobierno kemalista. Los primeros resultados mostraron que el AKP cosechó a nivel nacional el 45,8 por ciento de los votos para las asambleas provinciales, de acuerdo con los informes de la prensa. El partido gobernante obtuvo el 39,1por ciento de los votos en las elecciones locales de 2009 y 49,9 por ciento de los votos en las elecciones parlamentarias de 2011.

El principal partido opositor, el Republicano del Pueblo (CHP) consiguió el 28,4 por ciento, el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP) captó el 15,6 por ciento, el pro-kurdo Partido Paz y Democracia (BDP) obtuvo el 4,2 por ciento, de acuerdo con los informes.

El AKP encabeza por lejos en la ciudad más grande, Estambul, y en la capital Ankara, dijo a los reporteros el vocero del AKP Huseyin Celik. El presidente provincial del partido, Aziz Babuscu, dijo que el actual alcalde de Estambul, Kadir Topbas, continuaría su término. El Superior Consejo Electoral (YSK) ha anunciado que un total de 52.695.831 personas están habilitadas para sufragar en 177.044 locales de votación, en 81 provincias a lo largo y ancho de Turquía.

La votación comenzó a las 7 de la mañana, hora local, y finalizó a las 4 de la tarde. En la parte occidental del país la votación es entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde. Veintiseis partidos, incluyendo al gobernante AKP, el principal partido opositor Republicano del Pueblo (CHP) y el Partido del Movimiento Nacionalista están compitiendo en las elecciones locales.

Erdogan y su gobierno han estado bajo una luz negativa en los últimos meses, ya que las acusaciones de corrupción han minado el prestigio del partido gobernante y conducido eventualmente a manifestaciones contra el gobierno en toda la nación. Justo antes de las elecciones, Erdogan ordenó que se prohíba Twitter en su país luego de que esta herramienta de los medios sociales fuera usada para criticar al gobierno. Poco antes del día de las elecciones, él tomó otro paso contradictorio contra la libertad de prensa, al prohibir YouTube, que había sido durante meses la voz de quienes protestaban, al tiempo que el gobierno batallaba para mantener estable al país, tras las crecientes exigencias de democratización y de poner fin a la corrupción.

Desde que tomó el poder en 2002, el primer ministro Erdogan implementó numerosas reformas y expandió la economía de Turquía, transformándola en una de las economías con el mayor desarrollo en la región. Sin embargo, la mayor parte de sus reformas sociales tuvieron una oposición agresiva por parte de los críticos que declaran que el AKP estaba llevando paulatinamente a Turquía hacia una transformación en un estado islámico – lo que estaba muy lejos de los principios de Mustafá Kemal Ataturk, sobre lo que se basa el estado turco actual.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.