Paraguay: El Museo Casa de la Independencia celebra sus cincuenta años

Paraguay: El Museo Casa de la Independencia celebra sus cincuenta años

La histórica construcción, símbolo de la gesta de independencia de 1811, se apresta a cumplir medio siglo de existencia, tras su inauguración el 14 de mayo de 1965. Para recordar esta importante fecha, se realizará un acto este martes 28 de abril, a las 11, en el local del Museo, con la presencia de la ministra de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), Mabel Causarano. El programa prevé la apertura del acto con la presencia de la Banda Folklórica Nacional. Seguidamente, la directora del histórico Museo, Yany Oliveira, tendrá a su cargo las palabras de bienvenida, así como el director general de Bienes y Servicios Culturales de la SNC, Osvaldo Salerno. Finalmente, la ministra de Cultura se referirá también al significativo acontecimiento.

En la ocasión, y en el afán de enriquecer el acervo del Museo, también se hará entrega –en carácter de préstamo- de dos obras del artista nacional, Jaime Bestard, de la colección de Justo Pastor Benítez. Las pinturas serán expuestas al público durante una semana, a partir del martes 28 de abril.

Además, la ministra de Cultura donará por su parte un dibujo preliminar del cuadro La Rendición de Velazco, que integra el patrimonio del museo. La Banda Folklórica Nacional hará una presentación para cerrar el encuentro de conmemoración.

El Museo Casa de la Independencia fue inaugurado el 14 de mayo de 1965. Su acervo atesora documentos históricos, así como muebles, pinturas, retratos y enseres de la época colonial, piezas algunas de las cuales constituyen verdaderas reliquias. En 2014, la SNC realizó un importante trabajo de puesta en valor de este histórico patrimonio, que demandó una inversión de 240 millones de guaraníes.

Más sobre el Museo Casa de la Independencia

La Casa de la Independencia, construida en 1772 y hoy convertida en Museo, sirvió de resguardo a las reuniones secretas de los próceres –Fulgencio Yegros, Vicente Ignacio Iturbe, Pedro Juan Caballero, Fernando de la Mora, José Agustín Molas y José Gaspar Rodríguez de Francia-,  y de escenario donde se gestó la Independencia del Paraguay.

A mediados del siglo veinte, la estructura del actual Museo Casa de la Independencia corría peligro de derrumbe, por lo que estaba a punto de ser demolida. En 1961, la oportuna y enérgica intervención de Juan Bautista Gill Aguínaga dio la voz de alerta a las autoridades responsables, hecho que promovió la restauración de la casa e impidió la pérdida de tan valioso patrimonio.

En mayo de ese mismo año, un decreto del Poder Ejecutivo creó la Comisión Nacional de la Casa de la Independencia, integrada por autoridades del Ministerio de Educación y Culto y de la Municipalidad de Asunción, así como por numismáticos e investigadores. Se constituyó además una Comisión Asesora, conformada por anticuarios, arquitectos, historiadores, religiosos, artistas y coleccionistas.

La labor de estas comisiones permitió resaltar la verdadera significación histórica de la Casa y realizar las refacciones necesarias para la habilitación de un museo que evocase la ambientación de las viviendas de la época colonial. Para ello se ocuparon de acopiar piezas coloniales que   guardaran relación con la Independencia. Así, a través de donaciones y la colaboración de los descendientes de los próceres, como también de casas de antigüedades, se obtuvieron varios objetos que habían pertenecido a nuestros héroes o a familiares o contemporáneos suyos y que pasaron a enriquecer la colección.

Además, la mencionada Comisión realizaba paralelamente tratativas para lograr que el predio adyacente a la Casa, con el que en 1811 conformaba prácticamente un solo cuerpo, fuese adquirido por el estado paraguayo, de modo a conservar este Monumento Nacional. El 12 de diciembre de 1989, una ley firmada por el entonces presidente Andrés Rodríguez, declara de utilidad pública y expropia el terreno lindante con la Casa de la Independencia a favor de la Municipalidad de Asunción para habilitar en él una plazoleta.

Las tratativas para hacer derogar esa ley continuaron desde entonces hasta que, finalmente, en el año 2011, el gobierno del presidente Fernando Lugo asumió la compra del terreno para la recuperación total de este emblemático sitio, herencia cultural de nuestro pasado. En ese lugar fue creado el Patio Bicentenario.

El Museo Casa de la Independencia consta de cinco salas y un gran salón: la primera es el Escritorio; la segunda, el Comedor; la tercera, la Sala de Estar; la cuarta, el Dormitorio y la quinta, el Oratorio. Saliendo de esta última sala nos encontramos con el Corredor y el Patio de la Casa. En el ala izquierda está el Salón Capitular y, contiguo a éste, el Callejón Histórico. A la entrada del Museo puede verse un mural del ceramista José Laterza Parodi que representa la visión panorámica de los edificios y lugares más destacados de la Asunción colonial.

Fuente: cultura.gov.py 

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.