El Príncipe de Arabia Saudita procura advertir a sus compatriotas sobre la amenaza de Estados Unidos sobre el Gas Natural y el petróleo

El Príncipe de Arabia Saudita procura advertir a sus compatriotas sobre la amenaza de Estados Unidos sobre el Gas Natural y el petróleo

El príncipe de Arabia Saudita Alwaleed Bin Talal expresó su temor con respecto a que la producción de gas natural y petróleo de esquistos bituminoso en los Estados Unidos y en otros países, especialmente a través del proceso conocido como “Fractura Hidráulica” (fracking en inglés) es una amenaza competitiva para cualquier país productor de petróleo en el mundo”. Para Arabia Saudita, dijo Alwaleed, esto es una “cuestión de supervivencia”.

Alwaleed, durante una entrevista con el diario The Globe and Mail, agregó “Este es un momento crucial para cualquier país productor de petróleo que no se ha diversificado. Noventa y dos por ciento del presupuesto anual de Arabia Saudita proviene del petróleo. Definitivamente, es una preocupación y una inquietud”.

Alaweed es el sobrino del Rey Abdullah del reino del petróleo. Cabe mencionar que es posible que los líderes de Arabia Saudita no entiendan la amenaza económica presentada por la producción de gas natural y petróleo de esquistos bituminoso por parte de Estados Unidos, él juró influenciar a líderes en su país. En un discurso en el mes de noviembre de 2013, dijo “Yo haré que lo consigan, no hay duda sobre eso”.

“Yo haré que lo consigan. Es una cuestión de supervivencia. No hay más opción que hacerlo. Voy a continuar presionando hasta que lo hagan”.

“La mayoría de los Árabes Sauditas lo consiguen” dijo Alwaleed. “Movilizaremos a los medios de comunicación, movilizaremos a la gente para aplicar la máxima presión sobre el gobierno para hacer lo necesario para rectificar el problema”.

En mayo de 2013, Alwaleed escribió una carta abierta al ministro de asuntos petroleros de Arabia Saudita Ali al Naimi diciendo: “Con el debido respeto al punto de vista de su Alteza respecto del gas esquisto y que no presenta ningún peligro para la economía de Arabia Saudita en “este momento”, estuve esperando que su Alteza también aclare y se focalice en el peligro de este asunto en el “futuro no tan remoto”, especialmente ya que Estados Unidos y algunos países de Asia hicieron grandes descubrimientos en la extracción de gas esquisto que afectará a la industria del petróleo en todo el mundo en general y en Arabia Saudita en particular”.

Según la traducción de The Wall Street Journal, la carta continuó diciendo: “Es necesario diversificar fuentes de ingresos, establecer una visión clara para eso e iniciar la  implementación inmediatamente”, dijo el príncipe, quien agregó, “vemos que el aumento de la producción de gas esquisto es una amenaza inevitable”.

Alwaleed es el presidente de Kingdom Holding Company (KHC) y fue recientemente clasificado como el número uno entre los 500 Árabes Más Influyentes del Mundo según la Revista de Negocios Árabes. La versión inglés dijo sobre el presidente: “Después de nueve años de estar en la Lista de Potencia Comercial Árabe (Arabian Business Power List), el príncipe Alwaleed permanece en lo más alto de la especialidad….”

Alwaleed es conocido por sus grandes inversiones, inclusive apuestas en Facebook, Twitter y News Corp, que fue una vez la empresa controlante de Fox News. También tiene inversiones en CitiGroup, el George V hotel en Paris, el Hotel Plaza en Nueva York, Four Seasons Hotels and Resorts, Apple, TimeWarner y Saks. A través de su fundación Alwaleed Bin Talal, distribuye donaciones filantrópicas en todo el mundo. En julio de 2013, Bloomberg News lo clasificó en el  puesto 16 de los hombres más ricos en el mundo, mencionando un patrimonio neto de $26 mil millones.

De acuerdo con la Administración de la Información sobre Energía de los Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés), debido a la fracturación, los Estados Unidos superará a Arabia Saudita y a Rusia  como el mayor productor de petróleo en el mundo en el año 2015. Es debido a la fracturación que Estados Unidos está actualmente produciendo 7 millones de barriles de petróleo por día, en comparación con 5 millones de barriles de crudo en el 2008. El Instituto Americano de Petróleo (API por sus siglas en inglés) manifiesta que aproximadamente 10 años atrás, el gas natural de esquisto respondía a solamente 2 por ciento de la producción total en los Estados Unidos. En el año 2013, la cifra alcanzó el 37 por ciento. Un estudio mencionado por API argumentó que aumentará el gas natural proveniente de la fracturación para superar el 75% del suministro nacional para el año 2035.

En el proceso de fracturación hidráulica de características geológicas, conocido como “Fracturación” se mezclan arena y agua presurizada (99.5%) y químicos y se inyectan en pozos horizontales profundos. Esto quiebra la roca y crea fisuras desde donde se puede extraer gas natural y petróleo. Los depósitos de esquisto en el Norte de Dakota, Texas y Pensilvania son ampliamente responsables del trágico aumento en la producción de gas natural  y petróleo en los Estados Unidos que perturba a los magnates de petróleo de Medio Oriente.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.