Un Giro de Italia curioso: todo lo que no sabías de la competición

Un Giro de Italia curioso: todo lo que no sabías de la competición

– El comparador de seguros Acierto.com analiza todos los entresijos del famoso acontecimiento

Esta semana podremos disfrutar del Giro de Italia, una de las competiciones de ciclismo más importantes del panorama Internacional. La cita, que contará con la presencia de deportistas de todo el mundo, ofrecerá algunas de las etapas más duras de la temporada y mantendrá a cientos de aficionados en vilo. Razón de más para analizar, como ha hecho el comparador de seguros Acierto.com, algunas de sus curiosidades, retos y datos más interesantes. Porque, ¿quiénes son los favoritos?, ¿qué medidas de seguridad se adoptan?, ¿cuáles son los orígenes del Giro?

  • Una de las curiosidades más llamativas de la carrera entroncan en su nacimiento, pues surgió por iniciativa de un periódico italiano deportivo, La Gazzetta dello Sport. La publicación tenía una gran rivalidad con El Corriere della Sera, que organizaba el Giro de Italia en Automóvil y planeaba hacer lo mismo con el de bicicleta. Y por eso se les adelantó.
  • Además, empezó con 8 etapas y 2.447 kilómetros –frente a las 21 a las que se enfrentan hoy los ciclistas- y el premio fue de poco más de 5.000 liras. Y la ganó un albañil que acostumbraba a ir a su trabajo en bici: Luigi Ganna. Después dio el salto profesional. “Me duele el culo” es la frase que pronunció al llegar a la meta.
  • Se salía tradicionalmente desde Milán, donde se encuentra la sede de La Gazzetta dello Sport.
  • Hasta 1953 no se transmitió ninguna carrera por televisión.
  • España ha ganado el Giro cuatro veces: dos con Miguel Indurain y otras dos con Alberto Contador. A este último no le pusieron el himno oficial de España en el podio por un error.
  • El ganador más joven lo fue a los 20 años -Fausto Coppi, en 1940-, y el más mayor a los 34 -Fiorenzo Magni, en 1955-.
  • Hasta 12 nacionalidades distintas de ciclistas han ganado el Giro.
  • La velocidad media más alta la llevó Denis Menchov, que ganó el giro a 40,167 km/h en 2009.
  • El primer dopaje se detectó en 1969, al belga Eddy Merckx.
  • En 1983 un aficionado pagó a un camarero para que le echara laxante en la comida a Saronni, pero el trabajador lo denunció y el italiano acabó ganando la general.

Los favoritos

Respecto a los favoritos y con Chris Froome fuera de la ecuación, Tom Dumoulin, Miguel Ángel López, Mikel Landa y Vincenzo Nibali se postulan como grandes favoritos. Simon Yates y Primorz Roglic también tienen grandes posibilidades.

  • Tom Dumoulin: todo apunta a que el holandés podría verse beneficiado de las tres etapas contrarreloj, aunque habrá que esperar para ver cómo se ha recuperado del accidente que tuvo al inicio de la temporada.
  • Miguel Ángel López: el joven Supermán López de 25 años acude a la cita motivado tras ganar el Tour de Colombia y la Volta Ciclista a Cataluña, unos precedentes que hacen que coja la carrera con ganas. El año pasado, además, quedó tercero.
  • Mikel Landa: tras la baja de Valverde todas las miradas están puestas en él y se dice que tiene grandes posibilidades. Quedó tercero en el Giro 2015.
  • Vincenzo Nibali: el Tiburón del Estrecho va a por su tercera victoria en la competición. Acude a ella después de lidiar en el Tour de los Alpes.
  • Simon Yates: a pesar de que el año pasado quedó en la 21ª posición, vuelve con energías renovadas.
  • Primorz Roglic: con no pocas victorias a sus espaldas y gran motivación, Roglic viene preparado. Además, se trata de un corredor muy preparado tanto en la montaña como en los cronos.

La seguridad de ciclistas y espectadores

Llegados a este punto, sin embargo, el comparador de seguros Acierto.com plantea una cuestión importantísima: ¿qué pasaría en caso de accidente? Sí, porque no son pocos los ciclistas profesionales que han fallecido, precisamente, en accidentes. Michele Scarponi, Islam Nasser, Dejan Maric, Diego Suta, David Cañada, Juan Pablo Gularte, son solo algunos de ellos.

De hecho, incluso los hay que sufrieron un accidente durante una competición como La Volta a Catalunya. Es el caso, precisamente, del español Armando Cepeda. En 1999 Manuel Sanroma sufrió una caída mortal en la llegada de la segunda etapa. Al francés Camille Danguilaume le atropelló una moto en el Campeonato de Francia, y Serse Coppi sufrió un percance en el último kilómetro del Tour de Piamonte. El caso de Isaac Gálvez también fue sonado: murió mientras disputaba la prueba de Madison el velódromo de Gante. En 1999 Manuel Sanroma sufrió una caída mortal en la llegada de la segunda etapa.

En definitiva, que se trata de una modalidad deportiva no exenta de peligros y ante la que hay que preguntarse de quién es la responsabilidad. Aquí y tal y como apunta Acierto.com, depende de si estás apuntado a una carrera o evento por el que estás pagando por participar o de si estás federado. En estos casos el organizador, por regla general, o la federación, cuentan con un seguro de Responsabilidad Civil o de accidentes para los participantes. Lo mismo ocurre con el equipo del ciclista.

Ahora bien, otra cosa sería que el accidente fuera causado por causas ajenas a la organización (por ejemplo, que un temerario con un coche se colase en el circuito). Esto podría ocurrir, pongamos, porque el conductor se encontrase bajo los efectos del alcohol, porque tuviera intención de hacer daño, etcétera. Aquí hay responsabilidad penal. Y aunque a priori sí pagaría la responsabilidad civil del coche, la aseguradora ejercería el derecho de repetición y reclamaría a su cliente el importe de la indemnización. Básicamente porque no se hace cargo de ninguna ilegalidad.

Espectadores seguros

En cuanto a los espectadores y con el objetivo de protegerlos, el comparador de seguros analiza cómo podemos disfrutar de un Giro seguro.

  • No interferir en la trayectoria de los ciclistas ni en su trabajo. En algunas ocasiones, algunos aficionados han tratado de empujar a sus ídolos con el objetivo de ayudarles. Una actitud que puede ser contraproducente para ambas partes.
  • Tampoco deberíamos correr a su lado para animarles, podría distraerles.
  • Lo mismo ocurre con ofrecerles bebida. No es nuestro cometido.
  • Resulta conveniente no situarse -para disfrutar de la carrera- en las curvas peligrosas -que se tomen rápido o carezcan de visibilidad-. El ciclista podría acabar precipitándose sobre nosotros.
  • Ser razonable (no subirse a camiones ni sitios peligrosos para verlo). Podríamos sufrir caídas.
  • Durante el sprint final es muy importante no sacar las manos fuera del cercado y similares.
  • Aplicar el sentido común, en cualquier caso, es lo fundamental.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.