Estados Unidos cree dictar los términos de comercio internacional

Estados Unidos cree dictar los términos de comercio internacional

La conclusión del acuerdo económico sobre la Asociación Trans-Pacífico (TTP) permitirá a los EE.UU. determinar las reglas de comercio mundial que habría que seguir el resto del mundo. El líder estadounidense, Barack Obama: “La construcción de muros de aislamiento de la economía mundial sólo nos aísla de las mayores oportunidades que nos brinda el TTP – por sus siglas en ingles; al contrario, Estados Unidos debe dictar las reglas de economía mundial. El resto de países necesitan jugar el papel establecido de reglas y socios de EE.UU, la Asociación Trans-Pacífico -…  es lo que nos va a permitir hacer esto” – escribió Obama en un artículo en el periódico The Washington post.

Al mismo tiempo sugiere “Los demás países deberían seguir las reglas que establecen los EE.UU. y algunos de sus socios, y de ninguna otra manera, decir que el mundo ha cambiado las reglas”. La intensión es hacer creer que estados unidos ha cambiado  junto con él el mundo y no países como (China los que han dado un giro total al nuevo orden económico). Es así como debió haberse pronunciado Obama…

La Asociación Trans-Pacífico: Es una organización económica establecida hace 10 años y que para muchos hace  intercambios misteriosos, Nueva Zelanda, Singapur, Chile y Brunei Sultanato son algunos de los países que conforman este tratado. Desde el 2008, el modesto comercio de la zona económica de los cuales hay muchos, a los Estados Unidos le  llamó la atención, comenzó las negociaciones multilaterales estrictamente secretas, que hace unos meses llevaron a la firma a doce países; un acuerdo sobre el establecimiento de una gran alianza. En ella, como usted sabe, no es China o Rusia, a pesar de su costa en el Pacífico, la cual  es casi una cuarta parte de toda la costa del Océano Pacífico.

El mencionado acuerdo debe ser ratificado por las partes, se debe acordar entre los países participantes un PIB combinado de al menos el 85%. Es decir, sin la ratificación de este acuerdo por parte del Congreso Transpacífico de Asociación de Estados Unidos no tendrá lugar. Ahondando; el establecimiento de la asociación, el presidente estadounidense Barack Obama ve un acorde final importante de sus actividades de política exterior, habló en un periódico político importante de Estados Unidos con un llamado vehemente a creer en el TTP como el proyecto adoc  a la función exclusiva de su país en la región. Sera un error mental infinitamente distante del modelo anglosajón como orden mundial.

Si los EE.UU temía la velocidad del tren de carga llamado China, con quienes desean crear una amistad o asociación comercial; algunos analistas aseguran está muy distante a que esto suceda, esto  debido a la velocidad con la que China y sus socios están caminando.  Otros se preguntan si esto es responsabilidad de China, ellos aseguran que no. Esto responde a una visión de futuro. A pesar de que los detalles del acuerdo aún son clasificados, se conoce que este tratado incluye a Malasia y Vietnam. Rusia por ejemplo ha dicho que por ningún modo esos tratados afectan su economía. Lo que se puede apreciar aquí evidentemente es la retorica y diferencia cardinal interna del presidente Obama (leer – los EE.UU. en general) como su retorica externa. Lo último es al referirse al tratado Transpacífico “cero socios de EE.UU en esta Asociación”. Por otro lado se le escucha categóricamente la palabra “China”   sin rodeos. Sin contar que la mayoría que integra actualmente el TTP son anti-chinos.

“Afortunadamente, los EE.UU. tiene un plan que asegurará el trabajo de estadounidenses” – Obama sigue. En particular, según él, la adopción del acuerdo debe eliminar las barreras a los productos fabricados en los EE.UU., incluyendo impuestos existentes de 18 mil productos estadounidenses. “En pocas palabras, tan pronto gana TTP, los fabricantes estadounidenses serán capaces de exportar más de lo que producen hoy en día y eso significa un aumento en el número de puestos de trabajo (en los EE.UU.).” – Resume Obama.

Al llegar a un acuerdo sobre el TTP Obama anunció el 5 de de octubre de 2015. Todo el nuevo conjunto de reglas económicas afecta por el momento a 12 países con una población combinada de alrededor de mil millones de personas. El acuerdo debe ratificarse por cada uno de los países suscritos, en particular en el Congreso de Estados Unidos debería hacerlo; pero, los republicanos son mayoría, quienes se oponen al documento.

Además de lo expuesto este tratado tiene una lectura adicional, no menos importante. Significa tratar de aumentar la influencia de los EE.UU en la región del Pacifico, el cual no se limitaría. En los últimos años aumentó significativamente la cooperación militar entre los EE.UU., Corea del Sur y Japón, que fueron los principales aliados de Washington es la OTAN. Según los expertos, junto con el acuerdo económico es un agresivo esfuerzo de Estados Unidos para desestabilizar la situación en la región de Asia y el Pacífico, aislar a China y Rusia y, al mismo tiempo rodear a estados amigos de Washington, no lo ven coherente varios.

¿Has oído algo así en cualquier discurso de Obama a una audiencia y que los medios convencionales divulguen? Por supuesto que no. 

En todas partes se discutirá en una asociación de igualdad, la necesidad de una competencia leal, libertad de empresa. E incluso a pesar de que el sitio web del periódico The Washington Post está disponible a toda la humanidad, Obama (o quien este en su lugar) estará en un ojo azul en las preguntas pertinentes inevitable respuesta, tal como la conocemos: América – el líder del mundo libre. Estamos a favor de todo lo bueno contra lo malo. Creemos nosotros y hay que relajarse, todo estará bien. Tal duplicidad no sólo se ve mal, sino es bastante peligroso para el mundo. Esta es la lectura no menos importante, para ellos la política  es un negocio sucio, a sus políticos le pagan “dinero decente” para  que echen a perder el karma sobre el fortalecimiento del Estado, que es su Estado y no de sus votantes.

En los últimos años, este no es el primero ni el segundo discurso de Obama; en una audiencia doméstica, en la que se declara la unicidad de la nación americana y su superioridad sobre el resto del mundo, así como la prioridad de los intereses de Estados Unidos más que cualquier otro interés de otra persona. Parece que esto lo hemos venido viendo a los largo de una historia no menos distante.

Esto se puede atribuir – según varios observadores – a problemas psicológicos personales del presidente número 44 de Estados Unidos,  a quien han llamado muchos lo peor de la historia. Pero, por otro lado, se puede ver en ella como “solo” como una advertencia a los demás, no al mundo americano: el miedo a – yankees – nosotros, dicho esto en la Asamblea General de la ONU. Demostrando una posición belicista e intervencionista, primero a los integrantes de este aventurero tratado, luego dándole a entender que EE.UU es una potencia. Finalmente menciono ser capaces de convencer con 10 de nuestros grupos de batalla de portaaviones. Entonces, ¿qué nos queda?  ¿Qué piensa al respecto Obama?

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.