Odebrecht, el oro maldito en México

Odebrecht, el oro maldito en México

Hace una década iniciaron desde Estados Unidos las denuncias e investigaciones para seguirle el rastro a la gigante de la infraestructura e inmobiliaria, la trasnacional brasileira Odebrecht.

Este nombre es ya un referente para entender que en América Latina esta firma “institucionalizó la corrupción e impunidad” amparada con nombres de prominentes políticos, empresarios, firmas internacionales, partidos políticos y grupos de poder que tendieron la mano e hicieron jugosos negocios con la empresa que como el Rey Midas daba a cambio multimillonarias ganancias en obras y negocios alternos.

No es menor decir que actualmente para entender la corrupción política y en campañas electorales gestadas en América Latina se tiene que entrar a las entrañas del Caso Odebrecht para cruzarnos con algunos de sus tentáculos y operadores que servían de mecenas a los más conocidos y emblemáticos políticos emanados de partidos de derecha, izquierda, centro.

Todos ellos fueron seducidos por el poder de las “coimas” “sobornos” para recibir las carretadas de dinero con las que apuntalaron campañas políticas, triunfos y gobiernos con reflector que debían pagar en especie por el respaldo de la trasnacional brasileira.

Detenciones, muertes, suicidios como el del ex Presidente Alan García de Perú han marcado las investigaciones de un caso que tiene mucho lodo para sepultar reputaciones políticas y empresariales.

El oro maldito de Odebrecht en México está en la efervescencia del escándalo político y mediático a través de la figura del ex director de Petróleos Mexicanos y uno de los hombres más cercanos al ex Presidente Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya Austin.

El arribo del ex funcionario en el sexenio peñista es capitalizado al máximo por el Presidente Andrés Manuel López Obrador cuya imagen personal y de su gobierno enfrenta los más severos cuestionamientos de una parte importante de mexicanos que se muestran inconformes con la forma de enfrentar la crisis pandémica con un saldo de 43 mil muertos y una crisis económica que ha dejado en el desempleo a más de dos millones de mexicanos.

En medio de estos severos cuestionamientos, todo indica que el Gobierno de México eligió negociar con la corrupción y blindó de impunidad a uno de los principales testigos de la corrupción en México durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El oro maldito de Odebrecht está destapando una gran cloaca en la clase política mexicana donde se le está confiriendo al ex funcionario de PEMEX la categoría de “testigo colaborador”.

Llama la atención que el propio Presidente AMLO es quien está manejando los hilos de la información, minimizando las responsabilidades y atribuciones de la Fiscalía General de la República cuyo silencio ha reflejado su vulnerabilidad frente a la mano presidencial.

El escándalo de Odebrecht en México beneficia al Gobierno de México en un momento donde se preparan elecciones y la credibilidad hacia gobiernos de Morena se ha visto seriamente dañada por un efecto dominó frente a las erráticas decisiones y declaraciones del mandatario mexicano.

Emilio Lozoya Austin ex director de Pemex regresó a México para pisar un hospital y esquivar la cárcel. Sus primeras declaraciones se han conocido debido a filtraciones periodísticas y no por informes de las autoridades mexicanas.

Los señalamientos de Lozoya apuntan a la cabeza del sexenio pasado, el ex Presidente Peña Nieto y alcanzan al también ex Presidente Felipe Calderón junto con bancadas completas de diputados y senadores que habrían recibido dinero del gigante brasileño.

El caso Odebrecht en México es en estos momentos la bandera con la que el Presidente AMLO intenta desviar los reflectores frente a las 43 mil muertes de mexicanos por Covid 19 y la dureza de una crisis económica que ya se siente a todos los niveles y en todos los sectores.

La incógnita es saber si López Obrador se quedará en el exhibicionismo mediático de ventilar sólo nombres o actuará metiendo a la cárcel a los peces gordos de la política mexicana, lo que se pronostica no ocurrirá ya que muchos de esos mismos peces hoy forman parte de la estructura con la que hoy gobierna su partido en México.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.