El panorama político en República Dominicana de cara al 6/10/19

El panorama político en República Dominicana de cara al 6/10/19

Hace alrededor de dos (2) meses escribía sobre el panorama político de la República Dominicana de cara a las elecciones de mayo del 2020. En ese momento el escenario contaba con la figura del presidente Danilo Medina, alrededor del cual se había montado todo un movimiento reeleccionista. Unos días después de la publicación de mi artículo, Medina anunciaba al país mediante alocución en TV que no estaba dentro de sus aspiraciones un nuevo mandato. Dicho esto, se replanteaba el escenario.

Despejado el panorama de una posible habilitación de Danilo Medina a través de la modificación de la Constitución, surgieron de manera formal un gran número de figuras del partido de gobierno buscando la nominación presidencial. Con ello se inició una carrera que llevó a varios políticos miembros del Comité Central del partido a recorrer las distintas provincias del país en busca de ganar el favor del electorado. Uno con más posibilidades que otros, pero con un objetivo común, llegar a las primarias abiertas del próximo 6 de octubre para enfrentarse con el actual presidente del partido, el experimentado Leonel Fernández, quien por su liderazgo y tres veces mandatario del país, se entendía en una facción, debía ser el candidato sin necesidad de celebrar elecciones.

11 precandidatos buscando la bendición del padre y el que resultase bendecido enfrentarse en las primarias abiertas a Fernández. Todo esto más que parecer una carrera por obtener la nominación y favor del presidente Medina, parecía un experimento, porque todo indicaba que ya Medina tenía su candidato. Los días fueron dando la razón a las conjeturas y se fue aclarando el panorama en ese sentido. Una “encuesta” definió el primer panorama del PLD, la misma daba como precandidato de la facción Danilista al ex Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones. Quien desde antes de conocerse la noticia ya había iniciado una carrera aventajada sobre los demás candidatos, algunos de los cuales como Reynaldo Pared Pérez y Carlos Amarante Baret en su momento anunciaban la renuncia en busca de la nominación por entender que «las condiciones para competir por la candidatura presidencial han variado de forma injusta y de total parcialización»  desigualdad» en la carrera por la nominación presidencial de esa organización y que, a su entender, está promovida desde sectores ubicados en el Estado”.

Esto apenas comienza, con el candidato del Danilismo definido, hay otro escenario político y se inicia el “Tú a Tú” entre un peso pesado y un peso pluma (políticamente hablando), el experimentado y tres veces presidente Leonel Fernández, conocido por sus dotes de estadista y de excelente orador, y Gonzalo Castillo, quien su mayor logro en la gestión pública se fundamenta en sus siete (7) años como Ministro de Obras Públicas, con un discurso pobre y con un nivel de conocimiento de los asuntos del Estado, algo pobre, lo cual ha dejado evidenciado en sus intervenciones o presentaciones ante los medios de comunicaciones.

Una carrera que inicialmente contaba con un total de 11 aspirantes, quedó reducida al mínimo de dos (2). Dos figuras que actualmente se mantienen en una lucha férrea por lograr la nominación.  Pareciera que los precandidatos pertenecen a partidos distintos por los ataques y contraataques entre sus seguidores. De manera muy particular, aún con las condiciones de Fernández, su excelente oratoria, su discurso está desgastado y sus promesas no son más que eso, promesas de campaña. Con 12 años de gobierno, lo que no fue no será.

Por su parte, Gonzalo Castillo es un producto fruto de un invento de marketing no muy bien elaborado, carece de un discurso y se muestra inseguro al hablar. No obstante, lo dije en aquella ocasión y lo reitero, si el PLD quiere mantenerse en el poder más allá del 16/8/20, debe solucionar sus diferencias y mostrarse unido, sea cual sea el candidato que resulte nominado el 6 de octubre.

A unos escasos días de celebrarse las primarias abiertas del Partido de la Liberación Dominicana, quienes hasta el momento presentan dos tendencias, Leonelistas y Danilistas, ambos grupos han dejado ver lo peor de la clase política, descalificándose entre ellos. Se ha desatado una guerra de encuestas que dependiendo quien la patrocine, posiciona a uno u otro candidato. En relación a esto, algunos opinan que podría tratarse de una estrategia para lograr mayor atención hacia el PLD.

https://hoy.com.do/gonzalo-castillo-tiene-ventaja-sobre-leonel-fernandez-en-primarias-pld-segun-encuesta/

https://hoy.com.do/encuesta-otorga-70-a-leonel-fernandez-y-29-a-gonzalo-castillo-luis-abiander-logro-87-en-el-prm/

Desde el momento en que el presidente Medina, aquella noche en su alocución se refirió a la “sangre nueva”, me saltó la emoción y pensé que se le daría la oportunidad a un candidato joven, de trayectoria sin cuestionamientos, pero mi emoción duró muy poco y se vio frustrada cuando de manera definitiva se anunciaban los precandidatos del oficialismo que se medirían en las primarias abiertas del próximo 6 de octubre.

Con un panorama no muy claro, los precandidatos, tanto del oficialismo como de la “oposición” (Partido Revolucionario Moderno) continúan su recorrido por todo el país en busca del voto del pueblo, mismo que definirá el próximo 6 de octubre en primarias abiertas y cerradas respectivamente, cuál será el candidato de uno u otro partido.

Como advirtiendo un desenlace no muy halagüeño, el precandidato Danilista Gonzalo Castillo ha solicitado a su adversario Leonel Fernández, un pacto para que se respeten los resultados de las primarias del 6/10, a lo que él se ha negado, por entender que no se respetan los pactos en esa corriente del partido.

Con estos acontecimientos, solo nos queda esperar la fecha indicada y continuar con la confianza cifrada de que en cualquier momento en mi amada República Dominicana al igual que en El Salvador, luego de un largo periodo rompieron con el bipartidismo que había regido el país en los últimos 30 años, y decidieron dar un giro en la política tradicional, con el surgimiento de un liderazgo joven y podamos los dominicanos experimentar la “sangre nueva”.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.