La escasa audiencia de La Sexta obliga a la cadena a importar la serie americana ‘El jefe infiltrado’

La escasa audiencia de La Sexta obliga a la cadena a importar la serie americana ‘El jefe infiltrado’

El espacio ‘El jefe infiltrado’, se ha estrenado en la cadena  La Sexta en ‘prime time’ con 2.970.000 espectadores y 18.6% de la cuota de pantalla.

Este nuevo programa de la cadena de Atresmedia apuesta por “el género ‘factual’ y por el entretenimiento en horario de máxima audiencia tras la grosera serie ‘Pesadilla en la cocina”

Es la adaptación española del formato internacional ‘Undercover boss’, programa creado por Studio Lambert y que ha tenido una buena audiencia. En Estados Unidos se convirtió en el ‘docureality’ más visto con 38.600.000 espectadores. En España, la versión americana está muy presente en la programación del canal Xplora, donde se han podido comprobar casos como el del presidente de la mayor compañía de recogida de basuras de Estados Unidos convertido en basurero o el copropietario de un conocido equipo de béisbol que cambia el traje y la corbata por el mono y la fregona para limpiar los baños del estadio. La versión americana se ha estrenado en más de 25 países

Eyeworks España, se encargará de la producción, adaptándola a las “peculiaridades de nuestro país”, ha comentado Carmen Ferreiro, directora de Programas del grupo televisivo, que ve una “oportunidad de observar la cara más humana de empresas muy conocidas en nuestro país”. En todas las entregas, un jefe trabajará en su propia compañía bajo una identidad falsa para conocer desde dentro el verdadero funcionamiento de su empresa.

La emisión fue captando adeptos gracias a su emocionante fórmula: el poder de la curiosidad se multiplica en el espectador al ver a un jefe sufriendo como un aprendiz, al mismo tiempo que descubre los errores de los empleados o conoce el lado más sensible de las vidas de los obreros de su compañía. No menos importante es el golpe de efecto final, la guinda del formato televisivo de la que es difícil escapar, pues es imposible perderse la resolución final, cuando el mandamás de la empresa se destapa ante los empleados.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.