Paraguay: Municipales

Paraguay: Municipales

Por Juan Pablo Fernandez Bogado

…y la culpa si fue mía por como votaba, por como elegía!

Hay gran expectativa en el voto joven para las próximas elecciones municipales, lasti­mosamente los candidatos no están haciendo nada por ellos.

Las próximas elecciones dependen en mayor parte de los jóvenes de entre 18 y 35 años. Según las estadísticas del Tribunal Superior de Justicia Electoral un 43% de los electo­res se encuentran en ese rango de edad. Las cifras oficiales de Juventud en materia de educación formal y la poca formación cívica resalta que un 37% representa a la pobla­ción que estudia entre 4 y 9 años. 42% entre 15 a 29 asiste a una institución educativa y 18% no estudia, ni trabaja.

Los discursos en su mayoría han sido solo palabras sin ideas concretas, propósitos y real compromiso para este sector, y no están apuntando a ellos en esta próxima. Este público tan importante, que representa la fuerza que en los próximos años hará del país una potencia por el bono-demográfico, dependerá de cómo su lideres generen las oportunidades para la educación, empleo y desarrollo social. Estos no se conectan a la política tradicional pero tampoco votan alternativas, generan nuevas opciones y prefieren la rebeldía de no participación dejando a merced su futuro en la mano de unos amateurs de la política.

Candidatos que están más preocupados en violar el código electoral con publicidades disfrazadas de sus imágenes con mensajes de buenas intenciones deberían de cambiar de estrategia y empezar por dialogar con este sector y otros más para medir el pulso de los verdaderos problemas que les ayude a sintonizar con estos para entender hacia donde ir juntos.

Empecemos por nuestro entorno y si tiene un joven cerca, hágale entender que su voto es una poderosa herramienta para elegir y “BOTAR”. En este caso para nada sirve que el silencio… otorgue.

Este año la clase política debe entender quién manda, porque o sino vamos a tener que cantar… y la culpa si fue mía por como votaba, por como elegía!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.