Mas cambios en los hábitos de consumo, el video online sustituye a la televisión

Mas cambios en los hábitos de consumo, el video online sustituye a la televisión

Netflix, Hulu, Amazon Instant Video, YouTube y las mediatecas online de las cadenas de televisión están poniendo en peligro el consumo de la televisión convencional. El telespectador, que estaba seducido por la pequeña pantalla, a la hora de consumir contenido en formato vídeo, ahora comparte su adicción al televisor con otros muchos dispositivos audiovisuales.

Sin embargo, ¿significa eso que la televisión tradicional está en peligro de sucumbir? No de momento. Según un reciente estudio de la Asociación de Televisión Comercial de Europa, el 87% de los europeos visiona a diario programas televisivos tanto en el televisor tradicional como en dispositivos conectados a Internet. El vídeo en “streaming” no está eliminando la televisión. Está simplemente cambiando los hábitos del consumidor, que ya éste no dilapida contenidos televisivos únicamente, de manera lineal, sino que también de forma personalizada, confeccionando su propia parrilla televisiva.

De acuerdo con otro informe realizado en Alemania por la Asociación de Economía Digital Bitkom, el 44% de los consumidores reconoce que el vídeo en “streaming” está cambiando sus hábitos televisivos, reduciendo el tiempo invertido frente a los tradicionales canales de televisión por las cadenas de televisión por cable y satélite. El 33% de los consumidores afirman que el video en “streaming” es para ellos el sustituto natural de la televisión convencional.

De todos modos, pese a lo alarmantes que parecen estas cifras, lo cierto es que no hacen sino reflejar un cambio en los hábitos de los telespectadores. No son el certificado de defunción de la televisión tradicional. Dentro de 20 años la televisión seguirá con toda su fortaleza, pero será muy diferente a como la conocíamos hasta el momento. La televisión convencional compartirá al telespectador con las múltiples pantallas paralelas. Acompañará a la televisión convencional con una segunda pantalla; tabletas, móviles o redes asociales.

Ante esta realidad, la eficacia publicitaria disminuirá, por la dispersión de la misma en los diversos soportes audiovisuales.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.