Famosos contra el Alzheimer, al compás de los Beatles

Famosos contra el Alzheimer, al compás de los Beatles

“El spot que presento a continuación”, afirmó el profesor Alfonso Méndiz, “es no sólo un bonito anuncio que consigue llegar al corazón del espectador sino que logra también mover a la reflexión sobre una enfermedad presente en todo el mundo: el Alzheimer”.

En el anuncio vemos a Gina Shaw, una enfermera diagnosticada con Alzheimer, entonando la célebre canción de los Beatles “I get by with a little help from my friends”. Sin embargo, Shaw no canta sola. Lo hace acompañada por un multitudinario coro en el que hay personas anónimas pero también muchas celebridades como Chris Martin, Lily Allen, Ray Winstone, Michael Vaughan y Fiona Phillips.

Con este optimista anuncio musical, el Departamento de Salud Pública de Reino Unido y la Alzheimer Society pretenden eliminar los tabúes sobre el Alzheimer y demostrar que, con un poco de ayuda, los pacientes afectados por esta enfermedad pueden seguir llevando una vida social activa.

Por otra parte, AFAL (Asociación para las Familias con Alzheimer), después de un Congreso, un directivo de AFAL, salió a conocer la ciudad. Le acompañó una guía turística que disfrutaba recordando todos los datos relevantes de la historia de la población. En aquel paseo recibió algo más que los datos artísticos: le hizo vivir el espíritu que permanece en las piedras, el poso de historia, identidad y sentimientos que el tiempo ha dejado allí, y que sigue vivo porque cada día alguien lo recuerda a los demás. El olvido de todo es lo que va transformando al enfermo de Alzheimer en un ser en permanente adiós. Esta cruel enfermedad despoja a quien la padece de su historia enfocada desde sí mismo y lo obliga a la exclusiva interpretación ajena. ¡Qué importante es, en esas situaciones, que sepamos dar amor… incluso aunque el enfermo no lo perciba!

Una acción bonita, que nos hace reflexionar y nos invita a amar. Es lo más grande y noble que puede conseguir en nosotros una campaña publicitaria, amor a los demás, a nuestros semejantes, sin esperar respuesta. Un amor totalmente desinteresado. El receptor de nuestra entrega padece Alzheimer.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.