¿Qué es la felicidad?

¿Qué es la felicidad?

Las preguntas sobre la esencia de la felicidad han sido continuas  a lo largo de la historia. Desde el justo medio y la prudencia de Aristóteles hasta el placer sin excesos de Epicuro. Y también la resiliencia y la razón como base para ser feliz del estoicismo. No es casual que el emperador y filósofo Marco Aurelio diga que la felicidad de nuestras vidas depende de la calidad de nuestros pensamientos.

La actitud mental y psicológica es clave para ser feliz. Algo explicado también por Séneca y otros pensadores. La serenidad de la mente  y la dirección de la razón son también necesarias para el logro del equilibrio y de una buena vida. Según Bauman existen infinitas maneras de ser feliz, porque depende del carácter de cada persona.  Estoy de acuerdo.

De todas formas, estoy  convencido de que, si no damos de sí todo lo que podemos, es difícil ser felices, de una forma auténtica. Por esta razón, considero que como dijo Helen Keller: la vida es una gran aventura o nada. No existen términos medios para hacer la vida que uno quiere de verdad.

La pasión y la intensidad en todo lo que se hace son parte integrante del placer o de la felicidad, de distintas maneras. Franklin D. Roosevelt decía que el estado feliz está en la alegría del logro y en la emoción del esfuerzo creativo.

El coraje y el trabajo también son fuentes inagotables de sensaciones de felicidad que llenan las vidas. La perseverancia y el esfuerzo duro junto con la amabilidad siempre dan excelentes resultados y proporcionan satisfacción. El valor de la imaginación es realmente incalculable y es una fuerza creadora que proporciona momentos inolvidables.

El  genio de la pintura que fue Pablo Picasso decía que la acción es la clave fundamental del éxito. Se podría afirmar que también de la felicidad. Uno de los ingredientes principales de lo que se entiende por ser feliz es, a mi juicio, el disfrute de la naturaleza y de la variedad interminable de experiencias que nos ofrece la vida.  Otra fuente inagotable de momentos dichosos y que permanecen en la memoria para siempre son las vivencias de los viajes realizados. En cuanto al mundo de los sentimientos y afectos es uno de los caudales más abundantes de gozo para las personas.

No somos dioses y, por tanto, también existen momentos menos felices o incluso tristes y no puede ser de otro modo.  Si esto no ocurriera tampoco podríamos distinguir la felicidad de la pena o de la infelicidad. Es un contraste necesario. La cuestión clave es aumentar lo más posible los momentos dichosos y reducir al máximo todo lo que produce malestar.

El estado psicológico de un individuo feliz se caracteriza por una actitud mental positiva y optimista. Es mucho lo que podemos hacer y lograr durante el tiempo de la vida y esto mismo debe reforzar la satisfacción interna de cualquier persona.

La autosatisfacción personal es el verdadero motor que produce la felicidad que es interna y no depende exclusivamente de las cosas externas.

La felicidad también es vivir sin miedo a nada  y con plena confianza en uno mismo. Todo es posible. Y todo se puede reorientar para  poder lograr muy diversos propósitos, fines y metas que han sido pensadas y previstas con inteligencia y perseguidas con constancia, perseverancia  y tenacidad. La vida da infinidad de vueltas y lo que parece imposible con el paso del tiempo se vuelve posible o se realiza. Esto se deriva  del análisis de la experiencia de vida  de numerosas personas, tanto en el presente como en el pasado.

Si queremos ser felices parece que debemos luchar para serlo. Una actitud apasionada y entusiasta abre las puertas a numerosos  momentos de felicidad. La finitud de la vida debe hacernos entender que tenemos que vivir más intensamente y también que es necesario priorizar para dedicarnos a lo importante para nosotros y no a lo secundario. Saber lo que nos da felicidad realmente es fácil.

Quizás, la actitud de los artistas sea la que más se aproxima a vivir con pasión. Y creo que es el mejor modelo para una vida exitosa y feliz. La actividad creativa es expresión de un sentimiento de dicha en la elaboración de lo que se está creando. Puede ser una pintura al óleo o un escrito o una composición musical o cualquier otra creación artística.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.