Al relator de PACE, Robert Walter, le podrían negar la entrada a Nagorno-Karabaj

Al relator de PACE, Robert Walter, le podrían negar la entrada a Nagorno-Karabaj

De acuerdo con informes de medios armenios, las autoridades armenias en Nagorno Karabaj planean negarle la entrada a Robert Walter, miembro del parlamento británico.

A Robert Walter, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) le ha encargado la tarea de preparar un reporte titulado “Escalada de la Violencia en Nagorno-Karabaj y Otros Territorios Ocupados de Azerbaiyán”.

El observador político Levon Melik-Shahnazaryan le dijo a los reporteros que Walter “no tenia derecho a entrar al territorio de Nagorno-Karabaj” y expresó su sorpresa en torno a porqué los armenios guardaron silencio sobre estos acontecimientos.

El reporte tiene como finalidad detallar los acontecimientos en la región de Nagorno-Karabaj, incluyendo el enfrentamiento entre fuerzas armenias y azerbaiyanas en la Línea de Contacto (LDC). Lo que irritó a las autoridades separatistas no reconocidas en Nagorno-Karabaj, es ciertamente la redacción del título del reporte.

El título “Escalada de Violencia en Nagorno-Karabaj y Otros Territorios  Ocupados de Azerbaiyán” implica que Nagorno Karabaj, que mantiene su autoproclamada independencia de Azerbaiyán, es una región ocupada de Azerbaiyán al igual que “otros territorios ocupados de Azerbaiyán”. La redacción está en consonancia con la Resolución 1416 de PACE, titulada “El conflicto sobre la región de Nagorno-Karabaj abordado por la Conferencia de Minsk de la OSCE”, aprobada el 25 de enero del 2005.

En esta resolución, los cosignatarios de PACE reiteran que “partes considerables del territorio de Azerbaiyán están todavía ocupadas por fuerzas armenias, y las fuerzas separatistas aún tienen el control de la región de Nagorno-Karabaj”. Al mismo tiempo, PACE subrayó su preocupación acerca de la “generalizada hostilidad étnica que la precedió, llevó a una expulsión étnica a gran escala y a la creación de áreas mono-étnicas, que se parecen al terrible concepto de limpieza étnica“.

Declarando que “la independencia y secesión de un territorio regional de un estado puede sólo ser logrado a través un proceso legal y pacífico, basado en el apoyo democrático de los habitantes de tal territorio y no a raíz de conflictos armados que lleven a la expulsión étnica y a la anexión de facto de tal territorio por otro estado”, PACE rechazó las aseveraciones de que los territorios regionales con minorías tienen un derecho absoluto a la secesión.

PACE “recuerda las Resoluciones 822 (1993), 853 (1993), 874 (1993) y 884 (1993) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y exhorta a las partes interesadas a acatarlas, en particular… retirando a las fuerzas militares de cualquier territorio ocupado. Como está estipulado en el texto de la resolución, PACE “que está seriamente preocupada porque los cientos de miles de refugiados y Personas Internamente Desplazadas, que huyeron de sus hogares durante o en conexión con la guerra de Nagorno-Karabaj, siguen desplazadas y sus derechos son negados, incluyendo el derecho de volver, los derechos de propiedad y el derecho a la seguridad personal; …, exige, en este respecto, la retirada de las fuerzas armenias de todos los territorios ocupados de Azerbaiyán”.

Nagorno-Karabaj no tiene conexiones externas con ningún otro estado, y el único acceso para cualquier visitante extranjero, incluyendo a los observadores internacionales y a funcionarios como Walter, lo provee Armenia. La región fue ocupada por las fuerzas armadas armenias como resultado del conflicto de Nagorno Karabaj en 1988-1994. Azerbaiyán jura restaurar su integridad territorial por medios pacíficos o militares. El cese de fuego siegue siendo volátil y el mutuo intercambio de fuego es frecuente.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.