Colombia y Estados Unidos: Exitosa cooperación bilateral

Colombia y Estados Unidos: Exitosa cooperación bilateral

La República de Colombia estableció las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos en el 1822, doce años después de su independencia de la corona Española. Colombia es una de las democracias más antiguas de América Latina; sin embargo en las últimas décadas el país ha visto por casi medio siglo el más largo conflicto armado interno en el hemisferio occidental, con los grupos paramilitares vinculados en la producción de drogas y participación en el narcotráfico juntos con otras organizaciones criminales en la región.

El Plan Colombia: resultados positivos contra el Narcotráfico

Las relaciones estrechas entre Colombia y los Estados Unidos están implementadas  a través de una estrategia conocida como Plan Colombia.  Este programa ha logrado importantes avances en el restablecimiento del control gubernamental sobre gran parte de su territorio, la lucha contra el tráfico de drogas, la eliminación de las actividades terroristas y la reducción de la pobreza.  Entre los años fiscales 2000- 2012, el Congreso de los Estados Unidos acomodó más de US$ 8 mil millones en asistencia para llevar a cabo el Plan Colombia y mantener su seguimiento en las pendientes gestiones.  Mientras las condiciones de seguridad nacional y el desarrollo económico de Colombia mejoraron, los antiguos programas iniciados por Washington, D.C. han sido transferidos y nacionalizados por el gobierno Colombiano.  En consecuencia, la asistencia del gran país del Norte en los programas de antinarcóticos, antiterrorismo, la reforma judicial, desarrollo económico, los componentes en misiones humanitarias y fortalecimiento de derechos humanos, se ha gradualmente disminuido.   Colombia y los Estados Unidos, bajo la agenda del Plan Colombia, han forjado una colaboración muy estrecha con enfoque en la seguridad nacional, lucha de antinarcóticos y seguidamente una cooperación en las iniciativas contra el terrorismo.  Los intereses estratégicos de los Estados Unidos, en Colombia han sido siempre relacionados con la promoción de la seguridad e integridad territorial del país Andino, el fortalecimiento de la democrática y la prosperidad económica en todo el territorio nacional.

Colombia, ha sido históricamente un aliado clave de los Estados Unidos, ha hecho progresos admirables en la provisión de seguridad y desarrollo económico a pesar de haber sufrido muchos años de conflicto armado y ser conocida al exterior como el centro del narcotráfico.  El tráfico de drogas ha ayudado a perpetuar el conflicto mediante la financiación de los grupos armados, tanto de izquierda y de derecha.

En los últimos años, las relaciones entre Estados Unidos y Colombia se han ampliadas para incluir el comercio, los derechos humanos y el desarrollo sustentable.  Además Colombia se ha convertido en un líder regional de la capacitación en seguridad y lucha contra el narcotráfico en todo el hemisferio.

Forjando el camino hacia la paz

Las conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron en Oslo, Noruega el 18 de octubre del 2012 y las negociaciones se trasladaron a La Habana, Cuba, en noviembre del 2012.  En los últimos años Bogotá ha logrado impresionantes avances en el tratamiento de sus desafíos en seguridad, mejoramiento de la imagen nacional al exterior, desarrollo sustentable, gestión pública y transparencia en gestiones del gobierno.  Todos estos logros fueron hechos realidad gracias a la voluntad de los miembros del Gobierno de Colombia y la constante asistencia económica de los Estados Unidos.

Por otra parte el Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha brindado una asistencia económica a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de Colombia. En este contexto, durante los años 2000-2008, el Pentágono hizo la entrega de: US$ 3,441.7 millones en concepto de asistencia a las Fuerzas Terrestres, Fuerzas Aéreas y seguridad de infraestructura en las Fuerzas Armadas; y el monto de US$ 1,417.8 millones como apoyo en la infraestructura de la Policía Nacional de Colombia.

Plan Nacional de Consolidación

El Plan Nacional de Consolidación en Colombia, la actual estrategia de seguridad que actualiza el Plan Colombia, busca reanudar el control estatal y la legitimidad en regiones de importancia estratégica que fueron previamente dominadas por grupos ilegales armados a través de una estrategia con varias fases que combinan seguridad, lucha contra el narcotráfico, y las iniciativas nacionales de desarrollo económico y social. La política de los Estados Unidos hacia Colombia apoya los esfuerzos del gobierno del Presidente Juan Manuel Santos para fortalecer sus instituciones democráticas, promover el respeto de los derechos humanos y el estado de derecho, el desarrollo socio-económico, efectiva gestión en las necesidades humanitarias, y poner fin a las amenazas que plantea el tráfico de drogas y el terrorismo contra el fortalecimiento de la democracia en las instituciones públicas de Colombia.  Además, Colombia y los Estados Unidos han firmado varios acuerdos sobre el comercio bilateral, la protección del medio ambiente, el intercambio de trabajadores, el control químico, el uso de parques logísticos, promoción de la energía renovable y limpia, cooperación en la ciencia, innovación y tecnología, y en la aviación civil.

El Congreso de los EEUU y Acuerdo de Libre Comercio

El 112º Congreso de los Estados Unidos ha mantenido un fuerte interés en el progreso de Colombia hacia el comercio, la seguridad, la lucha contra el narcotráfico y los derechos humanos. En octubre del 2011, el Congreso de Estados Unidos aprobó la legislación del Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Republica de Colombia, que entró en vigor el 15 de mayo del 2012.  Los miembros del Congreso continúan de monitorear el progreso de los Derechos Laborales que fueron abordados en varias oportunidades con las autoridades de Colombia.  Además existe un amplio debate sobre el papel que deben seguir los Estados Unidos para empujar continuamente la lucha de Colombia contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales.  Los miembros del Congreso de Estados Unidos están monitoreando las negociaciones de paz en Colombia y sus efectos en las condiciones de seguridad dentro del país.

Colombia tiene 47 millones de habitantes y es uno de los tres países con la población más grande en América Latina,  los Estados Unidos son el socio comercial más importante de Bogotá.  El Acuerdo bilateral de Libre Comercio ha eliminado casi todas las tarifas y barreras en el comercio bilateral para la próxima década.  Aunque es demasiado prematuro para evaluar su impacto, las inversiones de Estados Unidos en Colombia y el comercio entre los dos países ha crecido desde que el acuerdo entró en vigor.  Aparte de este acuerdo comercial, el gobierno del Presidente Santos ha continuado las estrategias de libre comercio con otros países Asiáticos y de Latino América (como la Alianza del Pacifico), iniciadas por su predecesor, Álvaro Uribe.

País líder en la región

Colombia ha forjando su liderazgo regional ofreciendo entrenamiento a las fuerzas de seguridad de una docena de países de América Latina, incluyendo México, Haití, Honduras, Paraguay, Guatemala, El Salvador y Bolivia.  El 14-15 de Abril del 2012, Cartagena de Indias acogió la sexta Cumbre de las Américas en donde participaron 30 de los 34 líderes elegidos democráticamente en la región.

El 30 de octubre del 2009, los Estados Unidos y Colombia firmaron el Acuerdo de Cooperación de Defensa (DCA) para proveer el acceso a los Estados Unidos en siete instalaciones militares de Colombia para llevar a cabo la lucha conjunta contra el narcotráfico y operaciones antiterroristas en un periodo de diez años. El Congreso de Estados Unidos autorizó US$ 46 millones para la construcción de la base aérea de Palanquero en la parte central de Colombia. Dicho proyecto fue incluido en la autorización de defensa para el año fiscal 2010, y fue firmado como ley en octubre del 2009 (P.L. 111-84).

Sin embargo, el 17 de agosto del 2010, la Corte Constitucional de Colombia declaró inconstitucional el acuerdo porque no se había presentado al Congreso Colombiano para recibir el voto de aprobación.  Desde entonces, el gobierno del Presidente Santos no ha presentado el acuerdo al Congreso. El acuerdo había generado hostilidad hacia Colombia desde algunos países vecinos, como Venezuela y Ecuador.  Dejando atrás este asunto parece que se están rebajadas las tensiones regionales.

El Acuerdo de Cooperación de Defensa no cambió el número del personal de Estados Unidos que prestan sus servicios en Colombia. Lo cual sigue siendo el mismo que fue establecido por el Congreso en 2004 (PL 108-375) -800 miembros de las fuerzas militares y 600 contratistas.  La presencia del personal de EEUU en los últimos años se ha reducido a un nivel por debajo de la mitad del límite autorizado con el número máximo de 1,400 efectivos y esta tendencia continuara.

No hay dudas que hoy en día los EE.UU. tiene pocas ganas para mantener un compromiso sostenido en cualquier lugar del mundo, sobre todo después de las dos guerras en Afganistán e Irak, que ahogaron por más de una década la energía de los recursos humanos y económicos del Pentágono.  La salud fiscal del gobierno de Estados Unidos ha recibido una prioridad siendo una economía muy frágil todavía. No obstante, los logros concretos del Plan Colombia deberían tranquilizar al público estadounidense y al Congreso porque está en el interés nacional de los Estados Unidos a adoptar un consenso de amplio apoyo político para ayudar a los países vecinos en tiempos difíciles.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.