Escocia vota por el “No” a la independencia

Escocia vota por el “No” a la independencia

En un histórico referendo sobre el estatus futuro de Escocia, la campaña por el “No” ganó el viernes el sufragio, para mantener el territorio dentro del Reino Unido.

Alrededor del 55,42 por ciento de los escoceses votó contra la independencia, mientras que el 44,58 por ciento votó a favor, y el número de votantes fue del 84,48 por ciento, de acuerdo con el resultado final del total de los consejos locales, anunciado por la Encargada en Jefa del Escrutinio, Mary Pitcaithly. Luego del voto del jueves, el bando del “No” aventajó al bando del “Si” cosechando alrededor de 2 millones de votos, contra cerca de 1,62 millones de votos, según mostró el resultado anunciado.

Poco después de que fuera anunciado el resultado de los 31 consejos, el primer ministro escocés, Alex Salmond, quien es también el líder del Partido Nacional Escocés, aceptó la derrota en el referendo, diciendo: “Escocia se ha decidido por el No en esta etapa.” Luego, en Londres, el primer ministro británico, David Cameron, dijo que estaba encantado de que el Reino Unido siguiera fusionado e instó a la unidad nacional, prometiendo que Escocia tendría más poder sobre sus asuntos.

El recuento de los votos, que duró toda la noche, comenzó inmediatamente después de que se cerraran las urnas el jueves por la noche. El referendo fue supervisado por la Comisión Electoral Británica, controladores independientes y reguladores de los partidos. Este es el primer referendo sobre la independencia de Escocia en la historia de Gran Bretaña y las cifras oficiales mostraron que alrededor del 97 por ciento de las personas con derecho a votar, se inscribieron para hacerlo en el referendo, que pasa a ser así la votación más grande de la historia de Escocia.

Si una simple mayoría de escoceses hubiera votado por la independencia, Escocia se convertiría en independiente el 24 de marzo del 2016, luego de un período de negociaciones con el resto del Reino Unido, de acuerdo al informe técnico El Futuro de Escocia, publicado por el gobierno escocés el 26 de noviembre del 2013.

Por cuanto ha ganado la campaña del “No”, Escocia va a tener más poderes, como lo han prometido los líderes de los tres partidos principales en Londres, o sea el Partido Conservador, el Partido Laborista y el Partido Liberal Democrático. En octubre del 2012, Cameron y Salmond firmaron el Acuerdo de Edimburgo, que permitía a Escocia realizar un referendo sobre la independencia en el otoño del 2014.

Este es también el tercer referendo para Escocia, luego de los dos anteriores, sobre la descentralización de Escocia, que tuvieron lugar, respectivamente, en 1979 y 1997. El referendo de 1979 no logró obtener el apoyo del 40 por ciento del electorado, lo cual era obligatorio, mientras que el siguiente tuvo éxito, ya que una abrumadora mayoría de votantes se pronunció por la descentralización.

Ya como una legislatura descentralizada, el parlamento europeo fue vuelto a convocar en 1999, con autoridad sobre algunas limitadas áreas de asuntos internos, en tanto que el parlamento del Reino Unido mantiene poderes “reservados”, incluyendo la capacidad de modificar los mandatos del parlamento escocés.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.