Hacía una adaptabilidad camaleónica en el sector de las máquinas herramienta

Hacía una adaptabilidad camaleónica en el sector de las máquinas herramienta

(CORDIS) — Las máquinas herramienta permiten fabricar productos mediante el conformado, el corte, el rectificado y el cizallamiento de metales y otros materiales para obtener objetos con alguna utilidad. Implantarlas con eficacia resulta fundamental para lograr mejoras de la eficiencia operativa, sobre todo con vistas a una fabricación en serie.

El sector de las máquinas herramienta tiene una importancia crucial desde el punto de vista económico. La crisis económica y la creciente competencia internacional han motivado un rápido proceso de especialización.

Así lo atestigua la veloz expansión de la mecatrónica, una amalgama de las ingenierías mecánica, eléctrica, de control y computacional cuyo objetivo consiste en integrar dispositivos inteligentes en estructuras mecánicas para incrementar las prestaciones y la flexibilidad.

El proyecto financiado con fondos europeos CHAMELEON aspiraba a situar la industria europea a la vanguardia de esta nueva e innovadora tecnología para las máquinas herramienta. Finalizado en noviembre de 2011, a través del proyecto se propuso un método nuevo para el aprovechamiento de dispositivos inteligentes activos integrados en dichas máquinas, de cara a lograr líneas de producción totalmente configurables y adaptables.

Su objetivo esencial, en términos prácticos, consistía en dotar a las máquinas herramienta de una variedad de dispositivos inteligentes activos. Tales dispositivos permiten que la máquina posea una adaptabilidad total a diversas tareas, convirtiéndola, por así decir, en un camaleón de fábrica. Así, por ejemplo, una misma máquina puede utilizarse para tareas de desbastado de acero duro y también de mecanizado de aluminio a alta velocidad. Antes, para realizar estas dos tareas tan distintas se habrían necesitado dos máquinas diferentes.

Además, se desarrolló un total de once dispositivos nuevos dotados de actividad inteligente. Se trata, en concreto, de un amortiguador activo para eliminar las vibraciones, un accionador hidráulico capaz de compensar las deformaciones en la estructura de la máquina, un eje portabrocas electrónico con levitación magnética, un sistema continuo para la localización por láser de la posición de la herramienta, y un sistema de visión artificial para la búsqueda automática de referencias en piezas de gran tamaño.

Otra ventaja estriba en que se realiza un control constante de la posición de la punta de la máquina herramienta, mientras que los dispositivos presentan también el potencial de incrementar la productividad de dichas máquinas al eliminar las vibraciones y aumentar la precisión.

El proyecto CHAMELEON, que recibió de la Unión Europea una financiación total de 3,6 millones de euros, contribuirá a reforzar la competitividad de Europa en el sector de la fabricación y a mantener su posición a la vanguardia de la tecnología Habrá empresas europeas entre las primeras capaces de aplicar el concepto de adaptación. Éste ofrece nuevas posibilidades no sólo para los fabricantes de maquinaria, sino también para los usuarios finales, es decir, aquellas empresas que, gracias a los dispositivos desarrollados en el proyecto, podrán ampliar la gama de operaciones de fabricación que son capaces de asumir.

Los resultados finales ya se han aplicado a dos máquinas. La mayoría de los dispositivos se encuentran actualmente en una etapa de proceso industrial, y se espera que las innovaciones desarrolladas se implanten gradualmente en el sector industrial europeo.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.