Confianza de consumidores en Brasil se desploma: el más bajo desde 2009

Confianza de consumidores en Brasil se desploma: el más bajo desde 2009

El índice de confianza del consumidor brasileño cayó un 4,3% en el último mes, desde 106,9 puntos en julio hasta 102,3 puntos en agosto, su menor nivel en los últimos cinco años, informó hoy la Fundación Getulio Vargas.

El llamado Índice de Confianza de los Consumidores (ICC) no era tan bajo desde los 99,7 puntos medidos en abril de 2009, cuando Brasil sufría los efectos de la crisis económica internacional, según un comunicado de ese centro privado de estudios económicos.

“La confianza del consumidor se reduce y decepciona a quienes esperaban la reversión de la tendencia hacia abajo que comenzó en 2012”, aseguró la economista Viviane Seda, coordinadora del estudio.

De acuerdo con la especialista, el resultado negativo en agosto fue “influenciado nuevamente por la insatisfacción de los consumidores con el estado general de la economía” del país.

Según los especialistas, los consumidores brasileños fueron afectados por la subida de la inflación en los primeros meses del año, que redujo su poder adquisitivo, y por la decisión del Banco Central de elevar los intereses como herramienta para combatir el alza de los precios, que terminó encareciendo el crédito.

De acuerdo con diferentes indicadores divulgados en las últimas semanas, la economía brasileña enfrenta una desaceleración provocada por una fuerte caída de la producción industrial y un estancamiento de las ventas del comercio.

Según un sondeo entre economistas divulgado esta pasada semana por el Banco Central, los especialistas proyectan para este año un crecimiento económico de sólo el 0,70 %, muy por debajo de la expansión del 2,30 % alcanzada en 2013.

El sondeo de la Fundación Getulio Vargas mostró que el grado de satisfacción de los consumidores con la economía del país cayó un 13,6 % en el último mes, desde 75,7 puntos en julio hasta 65,4 puntos en agosto, igualmente su nivel más bajo desde abril de 2009 (56,5 puntos).

El porcentaje de consumidores que califican la situación económica como buena cayó desde el 16,6 % en julio hasta el 12,5 % en agosto, en tanto que el de los que la evalúan como mala subió desde el 41 % hasta el 47,1 % en el mismo período.

El porcentaje de consumidores que espera una mejoría en los próximos meses bajó desde el 22,9 % hasta el 22,1 % y el de los que proyectan un empeoramiento subió desde el 28,4 % hasta el 30,3 %.

El índice de confianza al consumidor es medido mensualmente por la Fundación Getulio Vargas con sondeos en 2.000 domicilios de las siete mayores regiones metropolitanas del país.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.