Crece la tensión por la crisis ucraniana, mientras el G7 le impone sanciones a Rusia

Crece la tensión por la crisis ucraniana, mientras el G7 le impone sanciones a Rusia

La tensión ha escalado en torno a la crisis en Ucrania, donde combatientes armados pro-rusos hasta el sábado todavía seguían reteniendo a un grupo de observadores internacionales y de oficiales del ejército ucraniano, a algunos de los cuales ellos acusaron de ser espías de la OTAN.

Los informes de prensa citaron a fuentes gubernamentales alemanas anónimas diciendo que la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), basada en Viena, ha enviado un equipo de negociadores para asegurar la liberación de sus observadores.

Un vocero de la OSCE confirmo la noticia. EL primer ministro ucraniano Arseny Yatseniuk, quien está visitando Italia, volverá a Kiev un día antes de lo planeado a causa de la situación en el país, dijo el sábado una vocera de Yatseniuk.

Combatientes pro-rusos capturaron el viernes a los observadores de la OSCE, junto con oficiales del ejército ucraniano en un suburbio de la ciudad oriental de Slaviansk, dijo un vocero. Según un acuerdo firmado en Ginebra la semana pasada, Ucrania, Rusia, los Estados Unidos y la Unión Europea acordaron que una misión de la OSCE supervise el desarme de los militantes y la evacuación de las instalaciones ocupadas.

Los combatientes sostienen haber encontrado a un espía ucraniano viajando con el grupo, que incluía a cuatro alemanes, un checo, un danés y un sueco. Los observadores están siendo retenidos en el edificio de la seguridad nacional que ha sido tomado por combatientes pro-rusos en Slaviansk.

El gobierno ucraniano sostiene que un agente de las fuerzas especiales rusas está detrás del hecho, mientras que Moscú acusa a Kiev de no haber sido capaz de garantizar la seguridad de la misión y dijo que estaba trabajando para resolver la crisis de los observadores. Rusia y Occidente están protagonizando lo que es probablemente la peor confrontación desde la Guerra Fría, al tiempo que la crisis ucraniana empeora. Rusia ha desplegado tropas y helicópteros en las fronteras con Ucrania, mientras que la OTAN ha enviado fuerzas adicionales a Europa oriental.

Sergei Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores, ha acusado a Occidente de tratar de “capturar” a Ucrania para sus proyectos geopolíticos, mientras que John Kerry, Secretario de Estado de los EE.UU., criticó a Rusia por rehusarse a tomar “un solo paso concreto en la dirección correcta” en los pasados siete días.

La confrontación entre Rusia y Ucrania alcanzó su pico el jueves, cuando Rusia comenzó ejercicios militares cerca de la frontera con Ucrania en respuesta a la operación “anti-terrorista” de Kiev, que dejó el saldo de cinco manifestantes pro-rusos muertos.

El viernes por la noche, los líderes de las naciones industrializadas que conforman el Grupo de los Siete (G7), acordaron imponer más sanciones a Rusia, a causa de su “inacción” para aliviar la tensión en Ucrania oriental.

“Nosotros hemos acordado ahora que nos vamos a mover rápidamente para imponer sanciones adicionales a Rusia”  dijo una declaración conjunta emitida por líderes de Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y los Estados Unidos, más los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.