La batalla por Kobani: kurdos ganan terreno al grupo Estado Islámico

La batalla por Kobani: kurdos ganan terreno al grupo Estado Islámico

Reporteros Sin Fronteras condenó la “persecución criminal y fanática” del Estado Islámico a los periodistas.

Combatientes de las fuerzas kurdas iraquíes peshmerga partieron en dirección a la ciudad siria de Kobani el martes para ayudar a otras fuerzas kurdas en su batalla contra los milicianos de Estado Islámico, dijo una autoridad kurda.

Hemin Hawrami, un destacado funcionario del Partido Democrático Kurdo, escribió en su cuenta de Twitter que los combatientes peshmerga embarcaron en el aeropuerto de Arbil en dirección a Turquía, desde donde viajarán por tierra hasta Kobani.

Aviones de combate estadounidenses han estado bombardeando posiciones del grupo Estado Islámico cerca de Kobani durante semanas, pero el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, dijo que solo los ataques aéreos no serán suficiente para repeler a los insurgentes.

Turquía se ha mostrado reticente a unirse a una coalición liderada por Estados Unidos contra Estado Islámico, una rama escindida de Al Qaeda. Tras presiones de sus aliados occidentales, el presidente Tayyip Erdogan dijo el miércoles que algunos combatientes peshmerga de Irak podrían pasar por Turquía en dirección a Kobani.

La localidad fronteriza ha sido sitiada por los combatientes del EI desde hace más de un mes y la batalla por salvarla se ha convertido en una prueba para la estrategia de la coalición de frenar el avance del grupo radical suní.

El Parlamento de la región iraquí de Kurdistán votó la semana pasada enviar a algunos combatientes a Siria pese a que el portavoz del Gobierno kurdo dijo después que no entrarían en combate directo sino que servirían como apoyo de artillería.

Periodistas huyen de Mosul por temor a ser decapitados

La mayoría de los periodistas de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, han huido de la urbe por temor a ser decapitados tras las campañas de detenciones lanzadas en los últimos días por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Desde el pasado 10 de junio, cuando el EI tomó el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, la milicia radical ha arrestado a un total de 16 trabajadores de los medios de comunicación de la localidad, ocho de ellos en los últimos tres días.

El periodista Mohamed Amin al Abaui dijo en declaraciones a Efe que varios de sus colegas abandonaron en los últimos días la ciudad con destino a Kirkuk y a la capital, Bagdad, después de que se sintieran amenazados tras esas detenciones.

En ese sentido, advirtió de que “la situación que afrontan los profesionales en Mosul es peligrosa, por lo que la mayoría ha huido de sus zonas o han disminuido sus labores por las constantes persecuciones”.

Además, acusó al Sindicato de Periodistas Iraquíes de “no preocuparse por esos colegas, ni de prestarles ayuda, especialmente a los que están desplazados fuera de la ciudad”.

Por su parte, fuentes locales que declinaron identificarse revelaron que más de ocho reporteros huyeron el sábado y domingo pasados, algunos de ellos trabajadores de la televisión Semá, que era propiedad de la Gobernación de la provincia de Nínive, de la que Mosul es su capital.

Asimismo, advirtieron que el EI tiene intención de arrestar a todos los periodistas de Mosul porque los considera “apóstatas y que no cumplen con la religión”.

Sin embargo, el EI logró tomar el control de la radio Dar al Salam, que era propiedad del Partido Islámico Iraquí antes de que los yihadistas la convirtieran hace más de un mes en su órgano de difusión oficial con el nombre de Al Bayan.

Los radicales ocuparon la sede del canal Semá e incautaron todos sus aparatos de trasmisión y grabación, aunque no consiguieron convencer a los trabajadores de que volviesen a sus puestos de trabajo tras abandonar sus instalaciones.

Las últimas detenciones fueron denunciadas por el jefe delComité Iraquí de Defensa de los Derechos de los Periodistas, Ibrahim Serayi, que en declaraciones a Efe reveló que los ocho colegas arrestados el viernes y el domingo pasados se encuentran en paradero desconocido.

Este grupo terrorista también ejecutó recientemente a la presentadora del canal Al Mosulia, Mislon Yauadi, y detuvo a otros reporteros, como Hisham Harbaui y Yalá Abadi. El Estado Islámico, que ha proclamado un califato en las zonas bajo su control en Irak y Siria, también hasecuestrado a periodistas occidentales en territorio sirio y hadecapitado a los estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó el jueves pasado la “persecución criminal y fanática” del Estado Islámico a los periodistas y destacó que las zonas controladas por ese grupo se han convertido en agujeros negros para la información.

Martí Noticias

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.