81 muertos en los combates con EI en Irak, 5 aldeas liberadas

81 muertos en los combates con EI en Irak, 5 aldeas liberadas

Por lo menos 81 personas murieron el miércoles en ataques aéreos y enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y los militantes insurgentes, incluyendo a aquellos que están con Estado Islámico (EI), dijeron fuentes de seguridad.

En la provincia de Salahudin, al norte de Bagdad, fuerzas de seguridad iraquíes, apoyadas por milicias aliadas lanzaron una ofensiva en tempranas horas de la mañana contra los militantes extremistas de EI, un desprendimiento de Al-Qaeda, que ha estado tomando un racimo de aldeas diseminadas al oeste del pueblo de Tuz-Khurmato, a unos 90 kilómetros al este de la capital provincial, la ciudad de Tikrit, dijo a Xinhua una fuente de la seguridad provincial, bajo condición de permanecer en el anonimato.

Inicialmente las tropas encontraron dura resistencia de los militantes de EI, pero el intenso fuego y los aviones les permitieron retomar el control de cinco aldeas y forzar a los militantes de EI a retirarse hacia el oeste. Los militantes plantaron docenas de bombas  en los caminos y edificios que dejaron atrás, para demorar el avance de las tropas, dijo la fuente. La ofensiva también tuvo como blanco las posiciones de EI en otras áreas al norte del pueblo de Amerli, a unos 70 kilómetros al este de la ciudad de Tikrit, tomada por los militantes, con el fin de capturar el camino principal entre Tuz-Khurmato y Tikrit, agregó la fuente.

“La meta principal para las fuerzas de seguridad es controlar el camino principal y un puente que lleva a Tikrit. Después de eso, las tropas sólo tendrán que recorrer 50 kilómetros de planicie deshabitada avanzando hacia el oeste para liberar la capital provincial de Tikrit”, dijo la fuente.

La provincia de Salahudin es predominantemente una provincia sunita, y su capital, Tikrit, a unos 170 kilómetros al norte de Bagdad, es la ciudad natal del ex presidente Saddam Hussein. La ciudad ha estado bajo el control de extremistas sunitas desde el 11 de junio, un día después de que se generaran sangrientos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y los militantes sunitas, que habían tomado la ciudad norteña de Mosul y más tarde capturaron franjas de territorio en Nineveh y otras provincias predominantemente sunitas.

En una acción separada, cientos de militantes de EI llevaron a cabo un poderoso ataque en la noche del martes contra la parte norte del pueblo de Dhuluiyah, a unos 90 kilómetros al norte de Bagdad, pero fueron rechazados por las fuerzas de seguridad, respaldadas por helicópteros y combatientes aliados de la tribu sunita de Jubour. Los duros enfrentamientos terminaron en la madrugada del miércoles, dejando por lo menos a 50 militantes de EI muertos, dijo una fuente de la policía local, bajo la condición de permanecer en el anonimato.

Militantes de EI llevaron a cabo otro ataque contra los miembros de la tribu de Jubour en Dhuluiyah el miércoles por la mañana, y también fueron repelidos por las tropas y los combatientes tribales. Unos 15 militantes de EI fueron muertos, mientras que siete miembros de la tribu y miembros de las fuerzas de seguridad murieron y otros 16 fueron heridos, dijo la fuente. Los miembros de la tribu de Jubour y la policía local han estado combatiendo contra los militantes de EI por espacio de más de dos meses, repeliendo muchos ataques de los grupos extremistas, los cuales llegaron a tomar el pueblo, pero más tarde fueron expulsados de él.

En la provincia de Kirkuk, una fuente de la seguridad provincial le dijo que aviones de guerra conducidos por EE.UU. atacaron un campamento perteneciente a militantes de EI cerca de la ciudad de Hawijah, a unos 55 kilómetros al oeste de la capital provincial, Kirkuk, dejando por lo menos a nueve militantes muertos y otros 11 heridos. Los ataques aéreos también destruyeron cinco vehículos y una cantidad de armas y municiones, dijo la fuente, citando reportes de inteligencia. La situación en materia de seguridad en Irak comenzó a deteriorarse drásticamente el 10 de junio, cuando estallaron sangrientos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y centenares de militantes de EI.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.