Declaración de prensa conjunta del Consejo de Energía Europeo-Estadounidense

Declaración de prensa conjunta del Consejo de Energía Europeo-Estadounidense

Departamento de Estado de los Estados Unidos. Oficina del Vocero. Washington, DC

A continuación sigue el texto de la Declaración de Prensa Conjunta de la reunión celebrada en Bruselas, Bélgica, del Consejo de Energía Europeo-Estadounidense.

Comienzo del texto:

1. Por quinta vez, el Consejo de Energía Europeo-Estadounidense se reunió hoy en Bruselas, presidido por la Vicepresidente y Alta Comisionada de la Unión Europea Catherine Ashton, el Comisionado de la UE para Energía, Günther Oettinger, el Secretario de Estado de los EE.UU., John Kerry, y el vice-secretario de Energía, Daniel Poneman. El ministro Ioannis Maniatis del ministerio griego de Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático representó a la presidencia de la UE, que es rotativa.

El Consejo de Energía, un foro sobre prioridades energéticas de la UE y EE.UU., promueve mercados globales de energía transparentes y seguros; fomenta políticas y cooperación regulatoria sobre el uso eficiente y sustentable de la energía; y está en pos de la investigación y el desarrollo conjuntos de tecnologías energéticas limpias. Estas acciones estimulan el crecimiento económico y el empleo, refuerzan la seguridad energética y la cooperación internacional, y subrayan la importancia y urgencia de enfrentar los desafíos mundiales en materia de energía y cambio climático.

2. Los acontecimientos en Ucrania pusieron en primer plano las preocupaciones en torno a la seguridad energética y demostraron la necesidad de reforzar la seguridad energética en Europa. La UE y los Estados Unidos reafirmaron su condena de la ilegal anexión de Crimea a Rusia. La UE y los EE.UU. reconocieron que nuestras preocupaciones, y las de nuestros amigos, en torno a la seguridad energética plantea desafíos comunes, y están considerando hacer más esfuerzos mancomunados para hacer frente a esos desafíos. El Consejo subrayó que las relaciones en materia de energía con Rusia deben estar basadas en la reciprocidad, transparencia, ecuanimidad, no discriminación, apertura para competir y una continua cooperación para asegurar un nivel de reglas de juego que haga seguro el suministro de energía.

3. El Consejo confirmó su fuerte apoyo a los esfuerzos de Ucrania para diversificar sus reservas de gas natural, incluso a través de la rápida mejora de las capacidades de flujo revertido, una incrementada capacidad de almacenamiento de gas, y medidas decisivas recientemente anunciadas por el FMI para crear una economía energética competitiva.

El Consejo también aplaudió el firme compromiso del gobierno ucraniano para transformar su sistema de precios subsidiados para los consumidores de energía, en medidas puntuales a fin de mitigar el impacto de los aumentos de precios para los pobres y vulnerables.

La UE y los EE.UU. van a trabajar con Ucrania y con socios internacionales para extender las mejores prácticas internacionales, al tiempo que Ucrania toma estos pasos. La UE y los EE.UU. también aplauden la determinación del gobierno ucraniano de lograr eficiencia energética, transparencia de mercado, y la largamente esperada re-estructuración y reforma de Naftogaz. El Consejo enfatizó que todas las acciones de corto plazo para mejorar la seguridad energética de Ucrania, deben ser implementadas en el contexto de una visión de integración plena en el mercado energético europeo. En este contexto, el Consejo reafirmó su compromiso para trabajar con Ucrania sobre reformas legislativas y regulatorias, necesarias para hacer efectiva esta visión y apoyarla en su camino.

4. El Consejo alabó los esfuerzos de la UE y de sus estados-miembros en el Consejo Europeo del 20 y 21 de marzo de 2014 para enfrentar el tema de la dependencia energética externa a través de una mayor diversificación de suministros y rutas, incrementada eficiencia energética, redes inteligentes, mejorando la oportunidad para la integración de la energía renovable en la cadena y para una mayor producción de recursos energéticos locales. El Consejo también aplaudió la perspectiva de la exportación estadounidense, en el futuro, de gas natural licuado, ya que suministros globales adicionales beneficiarán a Europa y a sus socios estratégicos. El Consejo también manifestó su aprobación de las negociaciones hacia una ambiciosa y abarcadora Sociedad Trans-Atlántica de Comercio e Inversión (TTIP), cuya pronta creación subrayaría aún más el significado estratégico de la relación transatlántica.

5. El Consejo reafirmó su compromiso para apoyar los esfuerzos de UE a fin de completar rápidamente un mercado energético europeo común e integrado, que aporte  los beneficios de una mayor seguridad energética y precios energéticos más competitivos a todos los estados-miembros y a los estados vecinos en la Comunidad Energética. La reciente adopción del Proyecto de Interés Común de la UE, junto a los continuos esfuerzos para desarrollar códigos armónicos de redes, reducirá aún más las vulnerabilidades de los estados-miembros de la UE para abastecer en casos de interrupción y diversificar las rutas de la electricidad y el gas. El Consejo remarcó la importancia de que las interconexiones en desarrollo pongan fin a cualquier aislamiento de los estados-miembros con respecto a las redes de gas y electricidad europeos, para 2015. El Consejo también reafirmo la importancia de desarrollar todas las fuentes de energía para satisfacer la demanda europea, como también la necesidad de aumentar los esfuerzos en pos de la eficiencia energética, como un elemento central en la estrategia energética europea.

6. El Consejo reafirmó la importancia del Corredor Gasífero Sureño para llevar gas a Europa, exhortó a la construcción oportuna de un gasoducto exclusivo y expandible que mantenga las opciones para suministros adicionales, y estuvo de acuerdo en explorar posibilidades de inversión a fin de fortalecer los suministros de gas a Europa Central y del Sudeste. El Consejo también reconoció los planes de la Republica de Moldova para interconectar su sistema de gas y electricidad con las redes de la UE.

7. El Consejo subrayó los objetivos comunes de la UE y los EE.UU. de tener políticas energéticas evolutivas, de tal manera que eso apoye la transición a una economía con bajos niveles de emisión de carbono. El Consejo dio su beneplácito al Plan de Acción Climática del presidente Obama e hizo notar el trabajo que se está realizando en base al Paquete Climático y Energético UE 2030, para darle solución a fuentes clave de emisión de gas de invernadero en los EE.UU. y la UE respectivamente. Con respecto a la acción climática post-2020, el Consejo reafirmó nuestra determinación mutua de trabajar hacia la adopción en Paris, en 2015, de un protocolo, otro instrumento legal, o un resultado convenido con fuerza legal, bajo la Convención Provisional de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, aplicable a todos los bandos, para fortalecer un régimen multilateral, basado en reglas. En ese contexto el Consejo se comprometió a cooperar más, para resolver la necesidad de diversificación de combustibles en las economías emergentes y la importancia de la transición hacia sistemas energéticos de bajo consumo de carbono, competitivos, seguros y sustentables, principalmente a través de un mayor desarrollo y despliegue de energía renovable, eficiencia energética y despliegue en la obtención de carbono, su almacenaje y utilización. Una continua innovación e inversión en esas áreas traerá beneficios en términos de ahorro de empleos y de costos energéticos, y contribuirá a la lucha contra el cambio climático. El Consejo manifestó su beneplácito por el énfasis que muchos países y organismos internacionales, incluyendo el Banco Mundial, la OECD y el G-20, ponen en la eliminación gradual de los subsidios al ineficiente combustible fósil. El Consejo subrayó la importancia de resolver los temas de acceso a la energía y de la pobreza energética en los países en desarrollo, en maneras que sean coherentes con la transición global hacia una economía de bajo consumo de carbono.

8. El Consejo subrayó la importancia de la continua cooperación en los Grupos de Trabajo del Consejo de Energía sobre Tecnología y Normas, en particular el trabajo en redes inteligentes, incluyendo almacenaje de energía, materiales que incluyen materiales críticos, fusión nuclear y células de hidrógeno y combustible en el marco del Grupo de Trabajo de Tecnología, y sobre eficiencia energética, nuclear y marina, e hidrocarbonos no convencionales en el Grupo de Trabajo Sobre Normas, así como bajo iniciativas internacionales de investigación de la energía nuclear.

9. Dada la inherente naturaleza global de la seguridad energética, la UE y los EE.UU. dieron su beneplácito al anuncio de que los ministros de Energía del G-7 se reunirán pronto para analizar maneras de fortalecer la seguridad energética colectiva y delinear un camino hacia la colaboración. El Consejo alentó a los ministros de Energía del G-7 a analizar esos y otros temas críticos de seguridad energética en su próxima reunión y trabajar con la UE y otros socios estratégicos para establecer un camino factible y sustentable hacia la seguridad energética colectiva.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.