Vuelta de tuerca. Según Nielsen, la televisión acaparará este 2014 el 46,6% de la tarta publicitaria, seguida de Internet con un 10,6%

Vuelta de tuerca. Según Nielsen, la televisión acaparará este 2014 el 46,6% de la tarta publicitaria, seguida de Internet con un 10,6%

El avance arrollador del mundo de las nuevas tecnologías está generando grandes cambios en todo el sector publicitario. Gran parte de los anunciantes utilizan, cada vez más, los medios televisión e Internet para difundir sus campañas publicitarias, dejando a los periódicos impresos tradicionales en una irreversible y complicada situación.

Según el informe i2p, elaborado por Media Hotline y Arce Media, se pronostica que ganarán una cuota de participación, en la tarta publicitaria, de un 46,6% para Televisión y un 10,6% se destinará al medio Internet. La prensa diaria no aumentará su participación sino que decrecerá.

Se habla de la crisis del medio impreso como definitiva, pero parece que no todo está perdido ya que el papel ofrece unas posibilidades y características que los otros medios no pueden alcanzar, tan rápidamente: confianza y credibilidad. Estas dos ventajas no tienen peso específico ya que, los periódicos diarios, no son planificados por la agencias de publicidad en sus diversas campañas y, por lo tanto, no podrán sobrevivir sin publicidad. Se está comprobando por la próxima fusión de dos rotativos diarios nacionales.

No se puede negar la fuerza que tiene Internet, pero la publicidad que se inserta en los medios escritos, débilmente, sigue existiendo ya que la publicidad en papel es la que mayor confianza merece.

Sin embargo, un estudio realizado por Nielsen ha informado que los periódicos son, con un 63%, el soporte que más confianza otorga a la publicidad, seguido de las revistas y la televisión. Parece que los medios tradicionales, provisionalmente, siguen prevaleciendo sobre las nuevas tecnologías. En el año 2014 cambiará radicalmente el panorama publicitario.

Los medios online avanzan con rapidez, y la credibilidad y confianza en ellos es cada vez mayor por lo que, en este sentido, no están lejos de alcanzar los niveles de las publicaciones escritas.

A pesar de seguir siendo la televisión el medio rey, los medios tradicionales impresos se encuentran ante el reto de reinventarse cada día, aprender a experimentar y comenzar a preservar el papel mientras que, al mismo tiempo avanzan, rápidamente, los medios online.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.