La mejor campaña para combatir el sida es la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad después

La mejor campaña para combatir el sida es la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad después

El combate contra la pandemia del sida sigue en vigor. El número de mortales que coexisten con el VIH, en todo el universo, se encuentra en cerca de los 40 millones y han fallecido, como resultado de esta lacra mortal, unos 3 millones de personas, de acuerdo con Onusida, “el número total de personas que viven con el virus de la muerte ha aumentado en 8.500 nuevas infecciones diarias”.

También hay datos positivos unidos a los valiosos logros de los planes contra este letal virus del siglo XXI. Los países indigentes están tomando antirretrovirales, unos tres millones de aborígenes. En los últimos dos años ha descendido la defunción ligada al sida, de 2,4 millones a 2 millones. No obstante, “esta enfermedad continúa siendo la principal causa de mortandad en África, donde viven el 67% de las personas VIH/sida positivas de todo el mundo”.

Onusida asevera que en algunos lugares “los cambios en el comportamiento sexual han tenido como resultado descensos en el número de nuevas infecciones por el sida”. En los territorios más aquejados por esta mortal enfermedad, los adolescentes demoran el principio de los roces carnales, por lo que el peligro de contagio se reduce. Estos síntomas se han comprobado en Burkina Faso, Camerún, Etiopía, Ghana, Malaui, Uganda y Zambia. En Camerún el porcentaje de adolescentes que tenían relaciones carnales a los 15 años, se rebajó del 35 al 14%.

“Prácticamente en todas las regiones del mundo, excepto en África meridional, las infecciones por el VIH afectan, sobre todo, a los consumidores de drogas inyectables, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las profesionales del sexo”, asevera el informe.

En Estados Unidos llevan mucho tiempo investigando otras estrategias orientadas a conseguir la disminución de las relaciones sexuales para evitar el sida. Son las que contienen el estímulo a la abstinencia y a la fidelidad. Dicha actitud tiene consecuencias muy eficaces en el descenso de las fecundaciones no queridas y la interrupción voluntaria del estado de gravidez.

Por otra parte, Alianza para la Familia (AFF) ha encontrado nuevas formas de difundir su programa “Aprendiendo a Querer”, orientado a la educación en valores morales. Desarrollará estrategias conjuntas con la Federación Africana de la Vida en Familia (AFLF), para la prevención de VIH/sida en África.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.