El presidente nigeriano, ‘impotente’, de cara al rapto de niñas de los musulmanes

El presidente nigeriano, ‘impotente’, de cara al rapto de niñas de los musulmanes

El cardenal John Onaiyekan de Abuja ha pedido al gobierno nigeriano que salve a las centenares de niñas raptadas por la violenta secta islámica Boko Haram. “Nosotros queremos una acción concreta para liberar a las niñas secuestradas”, dijo el cardenal John Onaiyekan, arzobispo católico de Abuja.

De acuerdo con CNA, el eclesiástico nigeriano dijo: “Es aún más incomprensible que nuestro presidente parezca ser impotente. Tenemos que ver una acción concreta; hasta ahora, no estamos escuchando prácticamente nada concreto sobre este tema. Yo creo que casi todos los nigerianos están atónitos. No podemos explicarnos lo que está pasando.” El presidente nigeriano Goodluck Jonathan ha sido ampliamente criticado por la respuesta de su gobierno frente al terrorismo.

El 14 de abril, cerca de 300 niñas fueron raptadas por Boko Haram de su internado en Borno, el estado de Nigeria que se encuentra más al noreste del país, provocando indignación en el mundo entero. Tanto el presidente Barack Obama como Michelle Obama han condenado con duros términos este secuestro. Militares y otros asesores en materia de seguridad de los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia han sido desplegados en esta nación africana, rica en petróleo, para colaborar con los esfuerzos para rescatar a las niñas y detener la ola de violencia desatada por Boko Haram, que es una filial de la organización terrorista Al-Qaeda.

Hasta ahora, su destino es incierto. De acuerdo con algunos testigos, unas cincuenta niñas fueron vistas pasando cerca de las ciudades de Tiringoulou y Birao en la República Centro-Africana. De acuerdo con algunos informes de prensa, durante la noche del 4 de mayo las niñas fueron llevadas de Birao a Tiringoulou, donde ellas fueron puestas a bordo de una aeronave proveniente de Sudan.

EL 12 de mayo Boko Haram hizo conocer un video, en el cual se proclama que las niñas se han convertido al Islam. La mayoría de ellas eran cristianas. En Nigeria, como en otros países afectados por el extremismo islámico, las niñas y mujeres son frecuentemente violadas y forzadas a abjurar de su religión, a cambio de salvar sus vidas. Luego de ello, son obligadas a casarse con hombres musulmanes. Desde entonces el líder de Boko Haram ha exigido la liberación de miembros de su organización que están actualmente encarcelados en Nigeria, como una condición para poner en libertad a las niñas.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.