EE.UU: Experimenta modelo en Ucrania

EE.UU: Experimenta modelo en Ucrania

Washington ha decidido transformar en un escenario de ensaño al pueblo de Ucrania con el objetivo de estudiar las causas del malestar social generalizado. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) – por sus siglas en ingles – y el Instituto para la Ley de Medios en un futuro próximo “llevaran a cabo experimentos” en el que el sujeto, será la población de las regiones de Ucrania limítrofes con Rusia. El objetivo es desarrollar y probar métodos para crear situaciones revolucionarias en las regiones.

Todos estos proyectos son; de hecho, destinados a estudiar la posibilidad de gestionar dentro de las masas, expresiones de descontento por la situación actual en la región. El propósito práctico de estas “investigaciones” será la organización de movimientos de protesta y creación de una situación revolucionaria, con el objeto de satisfacer los intereses del patrocinador, es decir, EE.UU…

La implementación de estos experimentos injerencistas, no oculta la participación del Servicio de Seguridad de Ucrania. A principios de enero 2016, el asesor del Director SBU indicó que “no hay guerra a gran escala, y Ucrania actúa como una especie de campo de pruebas para otros países que están viendo que se puede hacer en una situación así. ” Es decir, la estructura está diseñada para garantizar la seguridad pública en silencio; haciendo creer a la comunidad internacional que en Ucrania se está desarrollando situaciones seguridad y desarrollo social inteligentes por el bienestar de las mismas.

La revelación del representante de SBU no era algo nuevo. Aquellos que estén interesados en el conflicto de Ucrania, agregó; se puede recordar las declaraciones del vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, durante una visita a Kiev en diciembre de 2015. Biden fue quien llama lo que está sucediendo en Ucrania, “el experimento” (se puede añadir – americano). El contexto está claro que esta frase no podía tener una reserva. “Nos comprometemos a todo el mundo que ustedes apoyaron este experimento, en el que usted y sus colegas involucrados”, – dijo Biden significativamente aceptaron. La frase – no es ambigua.

Está claro que todo el “experimento” fraguado por Estados Unidos no tiene la intención de aumentar el bienestar de los ucranianos, garantizar la prosperidad del país y la lucha contra la corrupción, lo que a muchos les gustaría creer, no es más que otra mentira. Las averiguaciones son valiosas, especialmente para el poder hegemónico en el extranjero, de lo contrario no tendrían el más mínimo sentido. Es de destacar que la primera vez que el experimento estadounidense de este tipo se dio a un país europeo, y no africano o asiático. Estas prácticas obedecen a las llamadas revoluciones de colores ya trabajadas en otros países. El modelo de las relaciones entre Ucrania y los Estados Unidos es único: un país en Europa Central, con una población de 42 millones, quedaron bajo el control completo de Washington.

El “Experimento de Ucrania” se caracteriza por el hecho de que Estados Unidos, obligaron a muchos países europeos, no sólo para mantener esta empresa costosa, sino para alterar el orden mundial, con ello generalizar otra crisis, léase Siria. (Su primer paso – Maidan; los EE.UU. reconocieron que les costó alrededor de $ 5 mil millones), al cual ofrecieron información de gran alcance y política de apoyo, la cual otra vez no cumplieron. Los Jefes de los Estados miembros de la Unión Europea, como equipo, dieron la bienvenida a la “opción europea” a Ucrania, sin preocuparse del precio a pagar por la elección del pueblo de Ucrania.

Gracias a los países aliados estadounidenses Ucrania perdió su realidad, soberanía y quedó bajo una administración externa. En este modelo, el estado títere establecido en Ucrania, expedido por los Estados Unidos por una norma europea, ha quedado a la deriva y hoy difícilmente encuentran una salida sostenible. Ofrecieron demasiado y han cumplido casi nada; actuamente es un estado insostenible destinado a la deriva por las malas ordenanzas de EE.UU y sus aliados.

Insisten en llevar a cabo nuevos experimentos, los estadounidenses buscan desestabilizar la situación cerca de la frontera con Rusia, la creación de un “punto caliente” (o – muchos de ellos), mediante la implementación de los nuevos miembros de la UE, muchos de ellos – empobrecidos después de haber perdido la voluntad política y absolutamente no controlada en Ucrania. Según Washington “geeks” puede hacer el “movimiento de caballero” en un gran partido político, lo que ayudaría – según ellos – a eliminar competidores políticos y economías innecesarias, todo esto para mantener su estatus como potencia hegemónica del mundo. Craso error…

El resultado es evidente: la Unión Europea desde hace casi dos años está persiguiendo una política de confrontación con Rusia, en referencia al “descontento” de Moscú sobre Ucrania. Bruselas utiliza en su pérdida una herramienta como las sanciones, que son; por supuesto, desagradables para Moscú; no se dio en este sentido, se espera que Occidente, vea su error al querer implementar esta nueva herramienta de movilización y desestabilización de masas, como se dijo para crear otra revolución de colores en la región. Más bien – por el contrario: Rusia y sus diplomáticos dicen, “estar concentrada”, corrige los errores, lo que indica su no aprobación.

De Ucrania, muchos ya no hablan y no necesitan: dicen, “sólo tiene que ser un país pobre”, con muchos problemas, para llevar a cabo la guerra sin sentido con su propio pueblo, humildemente pidiendo préstamos, no pagar las facturas, no se preocupan por el Acuerdo de Minsk, lo que significa no estar en el momento histórico político para la resolución de un conflicto que les ha llevado a la pobreza. Finalmente lo más importante en este pasaje dramático, es que los ucranianos desviados por el experimento estadounidense hacen tanto como sea posible para odiar a Rusia, introduciéndose en las mentes, destruyen al ser humano en todo sentido que ahora vive y nace de Ucrania.

La pregunta obvia es si ¿Ucrania seguirá siendo la única plataforma para los experimentos europeos de la Casa Blanca, o es que ya han iniciado en Latinoamérica? Argentina, Brasil, Venezuela…

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.