Alain, filósofo que llevó la filosofía a la prensa

Alain, filósofo que llevó la filosofía a la prensa

Alain, con unos cinco mil artículos, llevó la filosofía a los periódicos, Alain, seudónimo de Émile Chartier, Montagne-au-Perche, 1868, Vésinet, 1951, Francia.

– Debo reconocer varias realidades, sin engañar a nadie, ni a mi mismo, si existe un ideal de escritor-pensador-filósofo que escriba en los periódicos, que desarrolle su filosofía en la prensa escrita, apta para todos los conocimientos, culturas, entendederas, si existe alguno este es Alain, que fundamentalmente, intentó hacer una filosofía y metafísica expresada en las rotativas. Por consecuencia, ese mismo ideal-fin-finalidad-meta, está dentro de mis limitadas intenciones. Pero también debo indicar, que artículos de este autor, no sé si habré llegado a leer más de tres, por los problemas de traducción, ediciones, etc.

Por lo cual, si se me permite, en las intenciones y finalidades, soy un sucesor de este escritor-pensador-filósofo. Bien haríamos en la Piel de Toro, releer a este escribiente, bien harían los periódicos publicar algunos de sus artículos, bien harían las editoriales, hacer lo mismo en forma de libros.

– Olvidamos que las realidades rutinarias, sean objetos, cosas, acontecimientos, ideas, instituciones, fiestas, realidades de todo tipo, son multiformes, o tienes muchas perspectivas. Pero una de ellas, es la filosófica o alguna de las ramas de la filosofía. Es decir, todo tiene un por qué y un para qué y un cómo y un dónde y, un debe, o quizás, varios.

Esa combinación de filosofía y humanidades y artes y humanidad es necesaria, hoy, tanto o más que en el pasado. Hoy posiblemente el ser humano se encuentre más desnudo de ser y de realidad, en cuanto a la explicación de su mundo interior y exterior. Hoy, que el ser humano recibe tanta información, se ha multiplicado exponencialmente, la cantidad de sonidos, imágenes, conceptos, frases, olores…, que cada ser humano recibe cada día. Es tal la cantidad de estímulos, que quizás, el ser humano se pierda dentro de si mismo. Quizás, existan colectivos que lo que quieren es que se pierda dentro y fuera de si mismo…

– Como toda persona, como todo pensador, se planteó seria y profundamente, el problema de la guerra y de la paz, a raíz de sus experiencias y vivencias en la primera guerra mundial. Quizás, desde Homero, quizás desde miles de años antes que Homero, la humanidad siempre se ha planteado esta cuestión. Quizás ahora, nos las tengamos que plantear, porque tenemos el enorme poder de destrucción de millones de especies en este planeta, incluidos nosotros mismos.

Por lo cual, la cuestión del problema de la guerra-paz, de la paz-guerra sea uno de los más inminentes, necesarios, urgentes de planteárselos. Es más, necesitamos que surjan nuevas ideas y conceptos e imágenes, que nos puedan ayudar a entender este fenómeno, esta realidad, para intentar que no se produzca, aunque la humanidad, siempre tenga que enfrentarse a la posibilidad de esta realidad. Necesitamos la paz, la paz mundial, pero para eso, necesitamos analizar la guerra, igual que para la salud biológica, necesitamos estudiar las enfermedades. Quizás, como modesto articulista, uno de los fines de los cientos de artículos que he realizado, es esa, una de las finalidades y funciones y metas. Contribuir modestamente, a la paz, la paz en mi sociedad, la paz en el mundo, a nivel de conceptos e ideas y preguntas.

– Redactar filosofía en artículos periodísticos, exige muchas realidades previas, una, es el enorme respeto a todo ser humano, sea o tenga la cultura que tenga, el color de piel, exista en un estrato social u otro. A mi entender, en segundo lugar, no debe ser la intención del articulista pensador, convencer a nadie de nada, sino expresarle, mostrarle ideas, conceptos, argumentos, razones, cuestiones, y que él o ella, añada sus soluciones. Es igual que un supermercado, existen, cientos de mercancías, y el público compra o deja de comprar la que desee o pueda.

Estimo que la humanidad, está cansada de tantos colectivos, grupos, individuos, ideologías, poderes, sistemas que quieren imponer a cada ser humano su forma de entender y comprender y hacer en el mundo. Estimo que ha llegado el tiempo de y en la humanidad, que se le debe mostrar a los hombres y mujeres, ideas y datos y argumentos, pero que después cada uno, en sus circunstancias, en sus realidades, vaya avanzando. No es un relativismo, porque no creo que todas las explicaciones sean igualmente verdaderas y bondadosas. Sino que aunque estimo que algunas son más verdaderas que otras, no se deben imponer a los humanos, sino que estos vayan avanzando y progresando en la verdad y bondad. Pero cada individuo obligarse a caminar en la perfección de y en la verdad y en el bien…

Quizás, el consejo que podría indicarle, para terminar, es que bucee, en la medida posible en Alain, y también, que un buen artículo de periódico puede ser también filosofía, alta filosofía, no solo para divulgación, no solo para el pueblo, sino incluso puede contener ideas para los grandes expertos e investigadores.

No nos fijemos, tanto en el adorno de la idea, y más en las ideas y conceptos, no nos fijemos tanto, si los grandes conceptos deben expresarse solo en las cátedras universitarias, y nos fijemos más que Sócrates, de vivir hoy, podría haber estado redactando artículos en la prensa digital o en papel. ¡Y supongo que no negará usted que Sócrates sabría algo de filosofía, porque el foro de ahora, entre otros, pueden ser los medios de comunicación…!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.