Se toma la Decisión Final sobre la Inversión del proyecto de gas de Azerbaiyán

Se toma la Decisión Final sobre la Inversión del proyecto de gas de Azerbaiyán

El 17 de diciembre de 2013, Azerbaiyán recibió a los líderes de varios países europeos en una ceremonia importante para firmar el pacto final de inversión sobre el proyecto de gas de Azerbaiyán.

El yacimiento de gas de Shah Deniz descubierto en 1999 (reservas comprobadas: 1.2 billones de pies cúbicos de gas) es reconocido como uno los hallazgos más importantes en las últimas dos décadas. Situado en el sector de Azeri del Mar Caspio, sirvió muy bien a Azerbaiyán en el proceso constante de transformación de su imagen como fuente de energía en crecimiento. El suministro de gas de este yacimiento ya había comenzado a principios de la primera década del 2000 a través del gasoducto del Cáucaso Sur (también conocido como Bakú-Tiflis-Erzurum), no obstante la 2° etapa del proyecto está destinada a satisfacer las necesidades tanto políticas como económicas de Europa a través de la ruta directa al Sur de Europa.

La factibilidad financiera para Europa ha sido un tema tratado durante mucho tiempo, razón por la cual la conducción de Azerbaiyán parece haber tomado finalmente el asunto en sus propias manos.  Dado que las negociaciones no conducían a ningún lado, Bakú decidió hacerse cargo de la factura correspondiente a la construcción de los nuevos gasoductos. La Compañía Petrolera Estatal de la República de Azerbaiyán (SOCAR, por sus siglas en inglés) inició el proyecto del Gasoducto Transanatólico (TANAP por sus siglas en inglés) y fue apoyada por Turquía, la  aliada más cercana de Azerbaiyán.  TANAP conectará con el gasoducto existente Bakú-Tiflis-Erzurum (BTE) situado en la región oriental de Turquía y recorrerá toda la península de Anatolia hacia la frontera griega sobre el oeste. Allí se encontraba obligatoriamente con uno de los dos gasoductos propuestos: Nabucco West (desde la frontera de Grecia hacia Bulgaria, Rumania, Hungría hasta Austria) o el gasoducto Trans-Adriático (a lo largo de Grecia, Albania hasta Italia). Este verano SOCAR y sus socios internacionales eligieron tomar la última opción.

Según lo manifestaron las partes involucradas, se tomó la decisión en base a la viabilidad comercial y al trayecto más corto del gasoducto. El gasoducto Trans-Adriático completó la red planificada del proyecto denominado Corredor Sur (Southern Gas Corridor, por su denominación en inglés), aunque ya se están tratando nuevas interconexiones; una de ellas es la construcción de un conducto para alimentar a Bulgaria. En las primeras etapas del proyecto, se espera que Azerbaiyán suministre tanto como 570 mil millones de pies cúbicos de gas anualmente, comenzando en 2018-2019.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, expresó durante una ceremonia en Bakú, la capital, que el proyecto “cambiará el mapa energético de nuestra región y ayudará al desarrollo histórico de nuestro país.” La terminación de la ruta de gas alternativa a Europa suministrará una buena alternativa a los países de Europa contra el monopolio de los suministros rusos. En los últimos años, las autoridades rusas cortaron el chorro a su gusto, cerrando los suministros desde Ucrania hasta Europa por varias razones, y de este modo provocaron que los consumidores europeos se congelen durante los duros inviernos.  La marcha atrás por parte de Kiev antes de la cumbre de Sociedades Orientales en noviembre es otra razón para preocuparse. Con Ucrania en el bolsillo de Rusia, Moscú pudo aplicar mucha más presión sobre Europa Oriental en el momento y del modo que quiso.

El pacto firmado en Bakú incluye una decisión de inversión sobre Shah Deniz (Etapa II), así como también los proyectos del gasoducto de TANAP  y TAP. Se espera que los proyectos tengan un costo total de $35 mil millones.

BP Azerbaiyán y el consorcio manifestaron que SOCAR y sus socios en Shah Deniz II habían acordado prolongar los términos para este proyecto en 12 años hasta el 2048, dijo Reuters. Shell, Bulgargas, Gas Natural Fenosa, GDF Suez de Francia, DEPA de Grecia, E.ON de Alemania, Hera Trading de Italia, AXPO de Suiza y Enel de Italia compran el gas de Azerbaiyán producido en el yacimiento de Shah Deniz.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.