La misión Kepler de la NASA confirma el primer planeta en la zona habitable de una estrella parecida al Sol

La misión Kepler de la NASA confirma el primer planeta en la zona habitable de una estrella parecida al Sol

La misión Kepler de la NASA ha confirmado su primer planeta en la “zona habitable” una región donde podría existir el agua líquida sobre la superficie de un planeta, anunció el lunes la agencia espacial de los EE.UU.

El planeta recientemente confirmado, Kepler-22b, es el menor de los que se han encontrado orbitando en el medio de la zona habitable de una estrella similar al Sol. El planeta tiene alrededor de 2.4 veces el radio de la Tierra. Los científicos todavía no saben si Kepler-22b tiene una composición predominantemente rocosa, gaseosa o líquida, pero su descubrimiento es un paso que acerca la posibilidad de encontrar planetas parecidos a la Tierra.

Investigaciones anteriores dieron indicios de la existencia de planetas de tamaño similar al de la Tierra en zonas habitables, pero eso no se pudo confirmar claramente. Otros dos pequeños planetas orbitando alrededor de estrellas más chicas y menos calientes que el Sol fueron recientemente confirmados en el mismo borde de la zona habitable, con órbitas que se parece más a las de Venus y Marte.

“Esto marca un hito en el camino para encontrar al mellizo de la Tierra, dijo Douglas Hudgins, un científico del programa Kepler en los cuarteles centrales de la NASA en Washington. “Los resultados de la misión Kepler continúan demostrando  la importancia de las misiones científicas de la NASA, que apuntan a contestar algunas de las grandes preguntas acerca de nuestro lugar en el universo”. La misión Kepler descubre planetas y candidatos a planetas midiendo las reducciones en los brillos de más de 150.000 estrellas, para detectar planetas que cruzan o “transitan” frente a las estrellas. Kepler requiere por lo menos de tres tránsitos para verificar que una señal es un planeta.

“La fortuna nos sonrió con la detección de este planeta” dijo William Borucki, investigador principal de Kepler en el Centro de Investigaciones Ames de la NASA, quien condujo al equipo que descubrió a Kepler-22b. “El primer tránsito fue registrado tan solo tres días después de que nosotros declaramos que la nave espacial estaba operativamente lista. Fuimos testigos del tercer tránsito definitorio durante la temporada de vacaciones del 2010”.

El equipo científico Kepler usa telescopios terrestres y el Telescopio Espacial Spitzer para revisar las observaciones sobre los candidatos a planetas que encuentra la nave especial. El campo de estrellas que Kepler observa en las constelaciones Cygnus y Lyra, solo puede ser visto desde observatorios terrestres en primavera y hasta principios de otoño. Los datos de estas otras observaciones ayudan a determinar que candidatos pueden ser validados como planetas.

Kepler-22b está ubicado a 600 años luz de distancia. Si bien el planeta es más grande que la Tierra, su órbita de 290 días alrededor de una estrella parecida al Sol, se parece a la de la Tierra. La estrella anfitriona del planeta pertenece a la misma clase que el Sol, llamada tipo G, aunque es ligeramente más pequeña y menos caliente. De los 54 candidatos a planetas en zonas habitables, reportados en febrero del 2011, Kepler-22b es el primero en ser confirmado. Este descubrimiento será publicado en La Revista de Astrofísica.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.