Archivo Secreto del Vaticano

Archivo Secreto del Vaticano

Denominado Archivo Apostólico Vaticano, es el archivo del Vaticano y consta de 150.000 documentos, con una extensión de 85 kms de estanterías que acumulan datos de al menos ocho siglos. Fue fundado oficialmente en 1610, y está en la Ciudad del Vaticano.

Es un archivo que, como casi todo, con autorización apropiada está abierta a investigadores, por lo cual la palabra “secreto”, no es totalmente exacta.

Como es lógico, este archivo, como toda obra humana, y una realidad tan codiciada ha pasado por todas las situaciones históricas, no solo el cisma de Avignon, el saqueo de Roma de 1527, las requisas producidas por Napoleón, etc. Pero, con todo ello, conserva documentación, no solo sobre el Vaticano en sí, sino sobre multitud de aspectos del Vaticano en casi todas las regiones del mundo.

Se habla de que constan de diecisiete millones de páginas. También de que existen otros archivos anexionados dependientes de cada dicasterio o ministerio del Vaticano, para indicarlo con un término mas inteligible para el común de los mortales.

– No deberíamos obviar y olvidar, que cualquier sociedad, entidad, Estado, de alguna manera también tiene Archivos Secretos o Discretos o Privados, en mayor o menor medida. Por lo cual, a veces, pienso, que nos hacemos preguntas y dudas sobre los Archivos del Vaticano, pero los especialistas están  mostrando y haciendo la pregunta, o enviando al público la cuestión, qué es lo que sucede con el resto de Archivos del Mundo, en su sociedad, en sus diversidad de entidades que conforman sus Estados, sus organizaciones de todo tipo, públicas y privadas.

Esto nos lleva a una pregunta ¿la sociedad tiene derecho, y también el deber de información, de datos, no digo de la documentación reciente de una entidad equis, sea pública o sea privada, pero si de informaciones de las actividades de tal entidad, reitero, pública o privada, de al menos setenta años? ¿De una entidad o empresa multinacional privada, o de una nacional, o de una empresa pública, o de una administración pública, sea local, regional, provincial…?

¿Por lo general, los archivos públicos, tienen acceso todo tipo de investigadores que muestren y demuestren su capacidad y su profesionalidad, pero sucede lo mismo, en multitud de entidades privadas, que quizás, han tenido tanta influencia, al menos, en algunos aspectos de la vida social, pública y privada de la sociedad o de aspectos de la sociedad…?

¿Qué se archiva de la actividad de la sociedad, tenga un rasgo público o de administración pública o sea de nivel privado, por ejemplo, una entidad empresarial, incluso una entidad de beneficencia, o una entidad de otros tipos, sean religiosos, culturales, sociales, económicos, etc.?

– ¿Porque somos conscientes que siempre nos enfrentamos a un grave problema, que es diríamos la esencialidad de la historia y de la Historia y de la historicidad y del método científico histórico, por un lado, no se puede demostrar ninguna tesis histórica del pasado, si no se tiene o dispone de un documento o varios documentos que lo demuestren?

¿Pero al mismo tiempo, sucede, que multitud de documentación, se destruye adrede para que no queden esos documentos, o no se genera, se realizan actos que no quedan plasmados en ninguna documentación? ¿O, por el contrario, también, se archivan determinadas informaciones del presente, con la intención, de que queden para el futuro, y así, dar un giro al presente, una interpretación al presente, en generaciones futuras…?

¿Es decir, al menos, tenemos tres grandes “defectos en las cuestiones de la archivación de los fenómenos históricos y sociales”: por un lado, no se conserva y archiva todo, entre otras cuestiones, por diversas dificultades, de conservación, o no saber exactamente, lo que se debe o se quiere conservar…?

¿En segundo lugar, se destruye multitud de documentación, para que de ese modo, no quede para el futuro, adrede, o por no otorgarle valor? ¿Para tapar o esconder aspectos de la historia, sea de entidades administrativas públicas o privadas…?

¿Tercero, se conserva adrede, determinadas orientaciones del presente, para así, en el futuro se pueda escribir o redactar la historia del presente y del pasado de determinado modo o manera…?

De todo ello, algunas personas, con una gran vocación, por la Historia, dejaron de alguna manera esta profesión, porque siempre se enfrentaban con el problema de los Archivos, o no existían, o no se tenía acceso, o estaban contaminados, o eran privados, o habían desaparecido, o…

– Para terminar tenemos dos soluciones ahora y dos problemas, por un lado, todo se podría ir, según la legislación, ir escaneando y pasando a Internet. Sean datos o documentos públicos o privados, según el tiempo transcurrido. Segundo, todo tipo de entidades públicas y privadas, deberían enviar más datos a Archivos Administrativos para conservan para el futuro. Tercero, se habla del posible “desierto documental en el futuro del presente”, se puede perder mucho de lo actual, por los mismos sistemas teleinformáticas de conservación…

¿Se pierden o peinan los libros en las bibliotecas?, ¿cuánto más multitud de documentos del mundo y en el mundo…? ¿Hoy, la teleinformática y, la buena voluntad, quizás tendría respuesta a este problema…?

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.