Las fuerzas militares exigen un nuevo juicio por el caso del complot de “golpe de estado” en Turquía

Las fuerzas militares exigen un nuevo juicio por el caso del complot de “golpe de estado” en Turquía

Los oficiales militares de alto rango de las fuerzas armadas turcas han solicitado un nuevo juicio de docenas de oficiales militares condenados por complotar en pos del derrocamiento del gobierno.

De acuerdo con los medios de comunicación de Turquía, los jefes del estado mayor general hicieron acusaciones contra el poder judicial y la fuerza  policial por manipular y fabricar evidencia. La demanda legal está relacionada con las dos investigaciones de gran notoriedad conocidas siniestramente como “Sledgehammer” (martillo) y “Ergenekon”.

Los casos fueron vistos como un desafío para las tradiciones laicas de la moderna República de Turquía y los métodos del partido gobernante para obligar a renunciar a la rama de las fuerzas armadas y así garantizar que el modelo laico permanezca en su lugar.

El jefe militar retirado de las fuerzas armadas, Gen Ilker Basbug, estaba entre docenas de personas a quienes les dieron largos períodos de prisión en agosto de 2013 por la participación en el denominado complot “Ergenekon”.

Un número de abogados, políticos y periodistas también fueron condenados junto con muchos oficiales militares.

En los últimos días, hubo grandes tensiones políticas sobre una supuesta corrupción dentro del gobierno turco. El partido gobernante AK tiene su origen en el Islam y se ha fijado como objetivo frenar el poder de los militares turcos, que se consideran como guardianes del estado secular moderno fundado por Mustafá Kemal Ataturk…

Tres ministros renunciaron inmediatamente después de que sus hijos fueron arrestados, juntos con docenas de personas, por la supuesta actuación dolosa en los contratos de construcción y pactos con Irán.

Además, la controversia condujo a despidos de oficiales de la policía y oficiales del poder judicial. El Sr. Erdogan denominó los argumentos como “complot oscuro” por parte de las fuerzas destructivas fuera de Turquía.

Los analistas manifiestan que la última disputa es parte de la lucha por el poder entre el gobierno del Sr. Erdogan y un clérigo influyente musulmán con residencia en los Estados Unidos, Fethullah Gulen, quien según dichos, tiene muchos seguidores dentro del poder judicial y de la fuerza policial de Turquía y reside en Pensilvania.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.