Presunta financiación ilegal de Convergencia

Presunta financiación ilegal de Convergencia

El proceso de investigación judicial, y los registros de la Guardia Civil en el partido nacionalista de Mas, etc., parece, según documentación clave que se ha incautado, demostrar que han existido comisiones corruptas disfrazadas como donaciones, por parte de una constructora con mordidas de un 3 por ciento, para el partido CDC fundado, originalmente, por Pujol.

La trama de la financiación ilegal ha sido revelada, con los datos fundamentales, por los dos periódicos españoles de mayor tirada y repercusión. Y aunque es verdad que la presunción de inocencia existe, y debe ser respetada, las informaciones que ya han trascendido de los registros efectuados son tan rotundas y evidentes que dejan, a mi juicio, poco espacio para la duda, por no decir ninguno.

Es algo vergonzoso que esto haya sucedido desde hace una serie de décadas o años. Aunque hubo intentos serios de investigación no dieron resultado, por presiones políticas, hace decenios, según parece. Las cantidades de las comisiones corruptas alcanzan cifras del orden de unos 12 millones de euros que se sepa hasta el momento. Si a esto se añade la investigación de la fortuna de los Pujol que es, como mínimo, de unos 1800 millones de euros, la cantidad de dinero robado o defraudado es enorme.

La justicia debe llegar al fondo y depurar todas las responsabilidades, sin ceder ante presiones e impedimentos de ningún tipo. Las fuerzas de seguridad están realizando una labor magnífica en los registros ordenados. Con rapidez, precisamente, para evitar la destrucción de documentos que pueden probar, de forma clara, la existencia y las actividades de las tramas corruptas en este partido político catalán.

De todos modos, con la documentación ya incautada, se puede decir que las cosas están claras. Como es lógico, la constructora implicada dice que son donaciones legales, y no comisiones ilegales, pero dos documentos, y otros indicios son, a juicio de los investigadores oficiales, prueba de lo contrario. Los detalles de esta financiación ilegal que están saliendo a la luz pública en los periódicos son, más que suficientes, para restar toda credibilidad a una parte de los dirigentes de este partido nacionalista liberal.

La responsabilidad política del presidente de la Generalitat señor Mas parece palmaria y evidente, porque está afectado de lleno, por esta trama de financiación ilegal de su partido, por omisión, o por no hacer nada, si lo sospechaba o lo sabía.

Estos hechos de corrupción política deberían pasar factura en la cercana convocatoria electoral a CDC. Y, teóricamente, tendría que debilitar el proceso independentista. Si bien, en política, las cosas suelen ser más viscerales, e igual repercute, poco o nada, toda esta trama de financiación ilegal en los votos. Ya que, al fin y al cabo, cada votante es libre de votar a quien quiera, teniendo en cuenta lo que considere oportuno.

Incluso, podría suceder que aumentara la representación de Convergencia en el Parlamento catalán. Ya que, parte de los votantes, podrían querer apoyar con sus votos un proceso de regeneración, auténticamente democrática, de esta formación política, y de paso librarla de los ataques de los españolistas. Es también, quizás, un escenario posible, en las cercanas elecciones del 27 de septiembre.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.