Los nuevos lineamientos de la política exterior salvadoreña

Los nuevos lineamientos de la política exterior salvadoreña

Se han cumplido los primeros cien días del gobierno del presidente Nayib Bukele en la política exterior, diplomacia y servicio exterior merece un análisis exhaustivo sin embargo todavía es muy temprano para realizar análisis definitivos, cabe espacio solamente para opinar preliminarmente teniendo ya las directrices iniciales.

Los internacionalistas muestran interés de una decisión final del nuevo gobierno del desenvolvimiento de las relaciones internacionales con China Popular, Venezuela, Nicaragua y Honduras. El caso de China Popular sigue siendo materia de análisis pues con Taiwan la situación no se ha resuelto y los exportadores denunciaron las pérdidas por tal decisión; las decisiones en política exterior serán siempre bastante difíciles pero siempre colocando a la persona humana en el centro.

La prensa asiática se muestra muy atenta en la relación que El Salvador pueda sostener con China Popular, en especial por el tema del Puerto de la Unión que se ha discutido ampliamente en medios escritos salvadoreños, no obstante debemos estar vigilantes del rumbo que dicho Puerto pueda realmente significar para los chinos, es un polo de desarrollo bastante significativo para nuestro país y los que urgen de un buen empleo e inversión son los habitantes de dicha zona del oriente salvadoreño. Uno de los Vicecancilleres de China Popular, estuvo presente en el traspaso de mando presidencial y sostuvo una reunión con el presidente Bukele, sin duda esto merece interés.

El caso de Venezuela y Nicaragua que son regímenes dictatoriales, aun no se conoce una postura oficial del gobierno de turno salvadoreño con el régimen chavista, por ejemplo Honduras y Guatemala desconocen el régimen de Nicolas Maduro, han reconocido al presidente Guaidó tanto así que se tiene representación diplomática de dicho gobierno; el gobierno de Ortega en Nicaragua sigue reprimiendo los derechos humanos de la población, no existe una verdadera democracia en la hermana república y las acciones de MESENI han sido insuficientes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador merece una verdadera reestructuración en donde los profesionales de relaciones internacionales podamos tener un espacio laboral, un espacio adecuado para representar a El Salvador en el exterior, participar de una nueva planificación de la política exterior para los años siguientes y pensar en las generaciones que nos sucederán, con la finalidad de que El Salvador sea muy bien reconocido en la comunidad internacional. Ya es tiempo que podamos ser conocidos por sucesos positivos, que tengamos diplomáticos de carrera en todo el servicio exterior y con carácter propio.

Se debe aprovechar al máximo el AACUE (Acuerdo de Asociación con la Unión Europea) para que El Salvador y Centroamérica verdaderamente pueda ver a Europa como un socio potencial comercial permanente, ojalá podamos ir al encuentro de esta relación comercial que trasciende a la cooperación internacional.

Son los primeros 100 días y es de prestar mucha atención al desenvolvimiento de la política exterior de El Salvador, es de visualizar a la prensa como amigos, como un aliado estratégico para comunicar los sucesos del gobierno y que la ciudadanía los conozca buscándose logrando una mejor representatividad de la república.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.