Es incierto el destino de la base aérea de EE.UU., al ganar un opositor las elecciones de gobernador de Okinawa, Japón

Es incierto el destino de la base aérea de EE.UU., al ganar un opositor las elecciones de gobernador de Okinawa, Japón

Takeshi Onaga, ex-alcalde de Naha, de 64 años de edad y opositor a los planes de reubicación de la base aérea estadounidense de Futenma, ganó el domingo las elecciones de gobernador de la provincia más meridional de Japón, Okinawa, según lo anunciaron informes locales.

La supuestamente arrolladora victoria de Onaga, proyectaría una sombra sobre el acuerdo estadounidense-japonés de reubicar la estación aérea estadounidense, llevándola desde la abarrotada ciudad de Ginowan en la provincia, a la menos poblada área de Henoko, en la ciudad de Nago, de la provincia.

En la elección del domingo, Onaga, quien ganó el apoyó de los partidos de la oposición, incluyendo al Partido Comunista Japonés y el Partido Social Democrático, venció al gobernante Partido Liberal Democrático que apoyaba al actual gobernador de Okinawa, Hirokazu Nakaima, quien revirtió su postura de oposición contra el plan de reubicación de Futenma y aprobó el pasado mes de diciembre los trabajos de relleno en Henoko, a fin de construir el reemplazo para la crucial base aérea estadounidense.

Onaga dijo, después de anoticiarse de la victoria, que su triunfo prueba que “el pueblo de Okinawa está en desacuerdo” con el proyecto de relleno de tierras, agregando que él está “determinado a trabajar en pro de la  cancelación y retiro” de la decisión tomada por Nakaima.

De acuerdo con el análisis de la victoria de Onaga, realizado por los diarios de Okinawa, ésta tendrá impacto en los actuales trabajos de relleno de tierras, y el futuro del proceso de reubicación de la base aérea de Futenma no está claro.

“Okinawa Times” dijo en su edición extra del domingo, que la victoria de Onaga reflejó la oposición al plan de reubicación de Futenma, y los trabajos de relleno de terrenos en Henoko se verán afectados, agregando que el futuro pondrá su foco en la manera en que los gobiernos estadounidense y japonés se las van a arreglar con la voluntad popular en Okinawa, y en como el gobierno local reaccionará ante las nuevas medidas que tomen los Estados Unidos y Japón.

Otro periódico, el “Ryukyu Shimpo”, también expresó, en una edición extra, que aunque el gobierno central dijo que el proyecto de relleno de tierras no será afectado por el resultado de la elección, Onaga ha expresado que él puede revocar la decisión de rellenar las tierras y, por lo tanto, el futuro de la reubicación de Futenma es difícil de predecir.

El sentimiento contra las bases de EE.UU. es profundo y lleva mucho tiempo en Okinawa, desde que los Estados Unidos devolvieron las islas a Japón en 1972, no solo porque la provincia de la pequeña isla alberga al grueso de las bases militares estadounidenses en Japón, pero también por preocupaciones en torno a la seguridad y al ruido, especialmente después de que algunos aviones militares estadounidenses se estrellaron y luego de una serie de crímenes, como violaciones sexuales y transgresiones, por parte de efectivos militares estadounidenses.

Aunque el primer ministro, Shinzo Abe, ha impulsado el plan de reubicación y ha prometido dar apoyo financiero para ayudar a estimular la economía de Okinawa, los residentes locales no parecen satisfechos con ello. Hiraaki Uema, un director que publicita las especialidades de Okinawa, ha sido citado diciendo que ninguna base aérea estadounidense será conducente para ayudar a estimular la economía local, por cuanto las tierras usadas en este momento por las bases estadounidenses podrían ser usadas como tierras para emprendimientos comerciales, que crearán más empleos y ayudarán al crecimiento de la economía, agregando que “la auto-dependencia es mejor para el futuro de Okinawa, en comparación con la dependencia de la asistencia del gobierno central”.

Por su parte, Nakaima, quien fuera dos veces gobernador de Okinawa, dijo que el resultado de la elección fue “inesperado” y que él no podía satisfacer a los votantes, aún si él diera prioridad a la tarea de garantizar la seguridad de la población local, reubicando la base aérea estadounidense.

Un partidario de Nakaima, que se identificó como Ishigaki, le dijo a Xinhua, que el gobernador había hecho algún progreso en el estancado tema y había mejorado la economía local en sus mandatos, diciendo que mudar la base aérea de Futenma a Henoko es un plan factible, para resolver la cuestión lo más rápidamente posible.

“Onaga prometió reubicar la base aérea fuera de Okinawa. Pero el tema ha sido analizado durante mucho tiempo y mudar la base Futenma fuera de la provincia es difícil de realizar a corto plazo. Por lo tanto, yo no pienso que Onaga pueda resolver el tema que otros no pueden” dijo otro votante pro-Nakaima, quien evitó identificarse.

Informes locales también dijeron que el resultado de la elección a gobernador tendría influencia sobre una posible elección en la cámara baja, que supuestamente se realizaría en diciembre, por cuanto Abe disolvería la cámara la próxima semana, para así poder ocuparse del espinoso tema del planificado aumento del impuesto a las ventas, en octubre del 2015, del 8 por ciento al 10 por ciento.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.